La víctima recibió un disparo en el cuello. La hipótesis de un robo perdió fuerza y los investigadores se inclinan a un conflicto personal o un ajuste de cuentas.

Este jueves, Luciano Geddo salía de su casa situada en la localidad de Villa Luzuriaga para ir a trabajar cuando fue acribillado a balazos por cuatro delincuentes, que lo emboscaron, le dispararon en el cuello y está grave.

El hecho ocurrió alrededor de las 7:00 en las calles Florio y Cervantes. Según fuentes policialesGeddo tiene 44 años y es docente, iba a trabajar cuando fue abordado por los cuatro hombres armados.

Los atacantes se trasladaban en un auto Citroën C4 negro, con vidrios polarizados. Le dispararon al menos 3 veces sin mayor intercambio y escaparon sin robarle nada. Se investiga si se trató de un intento de robo, aunque no se descartan otras hipótesis, ya que no le sacaron ninguna de sus pertenencias.

Al escuchar los disparos, los vecinos activaron la alarma privada del barrio, mientras que la víctima fue auxiliada por su padre y una enfermera que vive en las inmediaciones, de acuerdo con el relato.

El docente baleado fue llevado por sus familiares en un vehículo particular, custodiado por personal policial que había llegado al lugar del hecho, hasta el Hospital Interzonal General de Agudos “Profesor Dr. Luis Güemesde Haedo, donde los médicos constataron que presentaba heridas de bala en la zona del cuello. Fue intervenido quirúrgicamente y por la tarde continuaba en “estado reservado”.

Fuente Minuto Uno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *