Debido al caso de violencia en el deporte que trascendió en la ultima semana, se expresaron muchos árbitros y ex-árbitros al respecto.

Contamos con el agrado de dialogar con Raúl Merlino, ex arbitro y actual titular del Sadra local sobre el caso en cuestión.

Merlino, dio su parecer sobre el violento acontecimiento, a lo que expresó: «Genera impotencia el acto de cobardía cometido contra una árbitro de fútbol. En el fragor del partido, no se limitan los insultos, amenazas o agravios verbales.»

También destacó que se debe dividir el tema seguridad en dos partes, una es la que tiene que ver con lo amateur, infantil e inferiores. En esta se tiene un protocolo que primero es una advertencia, luego se saca a la persona y como ultimo caso se suspende el partido. La otra, totalmente diferente, es la de la primera división y reserva donde hay otros medios de seguridad, con los que se lidia permanentemente.

Hizo énfasis en como se trabaja y en quienes están a cargo de los operativos, a lo que dijo: «Lo sucedido con la árbitro se dio en un marco donde estaba la policía. Hay una responsabilidad indirecta de la persona que está a cargo del grupo, el conoce a todos los componentes y si bien puede darse un hecho aislado, no creo que sea así en su vida cotidiana».

Sobre el caso particular dijo: «El agravante es que la agresión fue hacia una mujer y fue sancionado a no poder jugar de por vida, aunque los reglamentos dependen de AFA, y no puede asistir a un partido. Además, Hay una ley en el deporte que dice que si no hay lesiones graves en dos días está afuera pero en este caso el agravante es una cuestión de género. También hay que considerar lo que pasa fuera de la cancha».

Para finalizar, comentó la forma con la que el trabaja y expresó: «En los torneos comerciales nosotros exigimos dos puntos, uno es que el lugar sea seguro, portones cerrados y otro es que haya personas responsables ,ya que no hay policías y son torneos más desprotegidos. La policía está en torneos que jueguen mayores de 21 años».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.