Se trata de Jésica Dimattia. Su perfil profesional y su trayectoria académica le valieron la distinción que otorga anualmente el Consejo Argentino de Oftalmología. La especialista, que ejerce en la ciudad y en Rosario, se mostró gratificada por el reconocimiento y lo consideró un premio al esfuerzo.

La profesional agradeció la distinción del Consejo Argentino de Oftalmología, que realiza la premiación siguiendo rigurosos criterios de selección que tienen en cuenta no solo la formación sino los antecedentes profesionales y las intervenciones de los jóvenes profesionales en el campo de la investigación y la docencia.

En este punto mencionó que la entrega del diploma se concretó en el marco del Congreso del Consejo Argentino de Oftalmología realizó entre el 31 de mayo y el 2 de junio. 

«La condición para participar en el certamen es tener el título de médico oftalmólogo, ser menor de 33 años y contar con antecedentes académicos y científicos», detalló y señaló que esta fue su primera postulación en un certamen en el que se privilegian antecedentes académicos, publicaciones científicas, asistencia a congresos y las rotaciones en centros de referencia de la especialidad. «Me presenté a través de la Sociedad de Oftalmología de Rosario, ciudad en la que también ejerzo mi profesión, ya que son las sociedades locales las que proponen los candidatos que luego pasan por un minucioso proceso de selección por parte del Consejo», comentó.

«Quienes resultamos profesionales destacados nos hicimos acreedores de la mención y recibimos un premio que en mi caso fue instrumental quirúrgico, algo que resulta un incentivo para seguir creciendo en una especialidad que requiere de instrumental específico y de formación constante», resaltó Dimattia

Fuente La Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.