El planeta se acerca cada vez más a una «catástrofe climática» a raíz de un «sistema energético mundial» que está roto, advirtió el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, tras la publicación de  «Estado del clima mundial en 2021», el informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que relevó un proceso de cambio acelerado. En conferencia de prensa, el jefe de la OMM, Petteri Taalas, subrayó que el cambio climático «sigue siendo el desafío más grande de la humanidad». 

Las concentraciones de gases de efecto invernadero, la subida del nivel del mar, el contenido calorífico de los océanos y la acidificación de los océanos «registraron valores sin precedentes» el año pasado, señaló el reporte. 

Los datos que arroja la investigación conforman una «sombría confirmación del fracaso de la humanidad para afrontar los trastornos climáticos», definió Guterres, que reclamó medidas urgentes para una transición hacia las energías renovables, que es «fácil de lograr». Eso podría permitir alejar al planeta del «callejón sin salida» que representan los combustibles fósiles.

Un retrato sombrío del cambio

La actividad humana provocó cambios a escala planetaria, asevera el informe de la OMM, que indicó que el impacto en la tierra, en el océano y en la atmósfera tiene ramificaciones nefastas y duraderas para los ecosistemas

Los siete años transcurridos entre 2015 y 2021 “han sido los más cálidos de los que se tiene constancia”, señala el informe, que recuerda que los fenómenos meteorológicos vinculados a La Niña, a principios y fines de 2021, tuvieron un efecto de enfriamiento de las temperaturas mundiales el año pasado.

Sin embargo, 2021 fue uno de los años más calurosos de la historia, con una temperatura mundial media en torno a los 1,11 grados Celsius por encima del nivel preindustrial, un número que el Acuerdo de París intentó limitar a +1,5°C. Sin embargo, advirtió Taalas, «nos dirigimos ahora hacia un calentamiento de 2,5 a 3 grados en lugar de 1,5». 

«El calor retenido en la atmósfera a raíz de los gases de efecto invernadero de origen humano calentará el planeta durante muchas generaciones. El aumento del nivel del mar, la acidificación de los océanos y el incremento de su contenido calorífico continuarán durante siglos a menos que se inventen mecanismos para eliminar el carbono de la atmósfera», agregó.

El informe indica, además, que la cifra de concentraciones de gases de efecto invernadero alcanzó un nuevo máximo mundial en 2020, con 413,2 partes de dióxido de carbono (CO2) por millón (ppm) en el mundo, es decir 149 por ciento más del nivel preindustrial.

Los datos indican que continuó aumentado en 2021 e inicios de 2022, con una concentración mensual media en CO2 en Mona Loa en Hawái que alcanzó 416,45 ppm en abril de 2020, 419,05 ppm en abril de 2021 y 420,23 ppm en abril de 2022.

En tanto, el nivel medio del mar alcanzó un nuevo máximo en 2021, tras aumentar una media de 4,5 milímetros anuales entre 2013 y 2021. «Esta cifra, que es más del doble que la registrada entre 1993 y 2002, obedece principalmente a una pérdida de masa de los mantos de hielo más rápida», señala el informe. 

La temperatura de los océanos, en alza

La temperatura de los océanos también marcó un récord el año pasado, y el calor «está penetrando en cotas cada vez más profundas». 

«La capa superior de los océanos, hasta los 2.000 metros de profundidad, siguió calentándose en 2021 y todo apunta a que lo seguirá haciendo en el futuro, un cambio irreversible en escalas temporales de cientos a miles de años», relevó el estudio.

Los océanos absorben alrededor del 23 por ciento de las emisiones anuales de origen humano de CO2 que se acumulan en la atmósfera. Eso esto desacelera el aumento de las concentraciones atmosféricas de CO2, pero de todos modos el gas reacciona con el agua de mar y se traduce en una acidificación de los océanos.

Durante este tiempo, el agujero de la capa de ozono sobre la Antártida fue «inusualmente extenso y profundo», y alcanzó un máximo de 24,8 millones de km2, una superficie equivalente al tamaño de África.

Cinco acciones para frenar la catástrofe

Guterres propuso cinco acciones para impulsar la transición hacia las energías renovables. .«Si actuamos en unión, la transformación de las energías renovables puede ser el proyecto de paz del siglo XXI», aseguró el funcionario.

Entre las acciones, señaló fomentar un mayor acceso a las tecnologías y suministros de energía renovable, triplicar las inversiones privadas y públicas en energías renovables y poner fin a los subsidios a los combustibles fósiles.

Fuente Página 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.