El subsecretario de Inspección General y Tránsito brindó un estado de situación. Habló de los operativos que se hacen, del proyecto para modificar la actividad de carga y descarga y también de los espacios para estacionar motos. Valoró las capacitaciones que que hace el personal pero admitió que no sirven sin el acompañamiento de los pergaminenses. 

A poco más de cuatro meses de asumir en el cargo, Marcos Turrini, subsecretario de Inspección General y Tránsito, charló con LA OPINION sobre los programas que están concretando para mejorar la seguridad vial en Pergamino. El propio funcionario reconoció que no es un tema sencillo, que si bien hay un trabajo constante y proyectos para lograr los resultados que persiguen, es necesaria la colaboración de la población, cumpliendo las normativas vigentes. 

-¿Cómo están disponiendo los controles tanto en el radio céntrico como en los barrios donde también hay problemas?

Realizamos tres tipos de controles: estáticos, dinámicos, mixtos; y por otra parte de alcoholemia. En todos los casos son planificados semanalmente en base a los datos que llegan del observatorio vial de nuestra ciudad y el mapa delictual de la Secretaría de Seguridad. Y resaltamos siempre el apoyo de la Policía porque la finalidad es contar con mayor campo de acción, tendiente a mejorar no solo la circulación de los vehículos, controlándolos para que los mismos cumplan con los requisitos vigentes, sino también brindando seguridad a los vecinos. 

Al interceptar cualquier rodado podemos conocer si sobre el mismo o los conductores existe algún tipo de impedimento legal en su contra. Esto lo hacemos en el radio céntrico como en los barrios, ya que el ordenamiento del tránsito es necesario en toda la ciudad.

Por ende, para llevar a cabo el trabajo de manera acertada, además de brindar los elementos y herramientas necesarias a los inspectores de tránsito, estamos planificando una serie de capacitaciones anuales, tanto desde la Dirección de Educación Vial como de la Agencia Nacional de Seguridad Vial para ir mejorando la capacidad operativa, el trato a los ciudadanos y el labrado de las actas. 

-¿De qué manera trabajan en materia de educación vial y controles en las escuelas ya que siempre esas zonas fueron caóticas en horarios pico? 

En ese sentido, diagramamos las tareas con presencias en todos los niveles de educación formal, es decir, desde inicial (jardín de infantes), pasando por las primarias y secundarias, con la posibilidad de sumarnos en distintos eventos sociales que se realicen, sean recitales, ferias y encuentros porque consideramos que la operatoria es similar. También aumentaremos la señalización en materia de seguridad vial para que el programa sea completo. 

En cuanto a cada nivel de enseñanza, vale aclarar que cada charla que realicemos será no solamente teniendo en cuenta la edad de los alumnos, sino también la realidad y problemáticas de cada institución para que nuestros aportes en educación y seguridad vial perduren más allá de ese momento, es decir que las mismas son personalizadas. Y para cumplir con estos cometidos logramos un cronograma mensual de visitas a las distintas instituciones.

– Muchas veces las críticas de los pergaminenses se centraba en la idoneidad de los inspectores ¿hay un plan de capacitaciones para el personal?

– En los cuatro meses que llevo de gestión realizamos capacitaciones que forman parte del programa de perfeccionamiento permanente para los agentes de fiscalización, control de tránsito y también a quienes están abocados al estacionamiento medido. Las mismas fueron dictadas por nuestra Dirección de Educación Vial como así también por la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Sobre esto en particular, son en su mayoría jornadas relacionadas al labrado de actas de infracción, trato con los ciudadanos, realización de controles seguros en la vía pública y normativa legal vigente. No obstante a esto, hace dos semanas los agentes de tránsito y estacionamiento medido fueron formados como primeros respondientes ante la emergencia, instruyéndose en manejo del trauma, hemorragias y posibles infartos. Este curso lo dictó personal del área de Defensa Civil y el Same. Y pudimos consensuar la elaboración de nuevos cursos que fortalezcan las intervenciones de nuestros inspectores ya que es visión de esta Subsecretaría que el personal sea capacitado continuamente, brindándoles las herramientas teóricas/prácticas para desenvolverse cada día de una manera más profesional.

– Hay reclamos constantes por las zonas de carga, descarga y estacionamiento de motos. ¿Qué harán al respecto?

– Relacionado a esos temas entendemos que debemos intervenir los espacios para mejorar lo que hoy día existe. Sabemos que faltan establecer nuevos sitios que sean reservados para la cantidad de motos que diariamente se movilizan hacia el centro comercial de la ciudad, como también que los espacios reservados para carga y descarga de mercadería deben ser revisados en cuanto a cantidad y horarios permitidos, evaluando si tienen que ampliarse en número y tiempos de uso. Por eso estamos haciendo un relevamiento integral de diferentes zonas y de las ordenanzas existentes, como así también elaboramos nuevos proyectos a ser presentados a la brevedad para abordar temáticas en el marco de la seguridad vial.

Pero también somos conscientes que ampliar el horario o acotarlo, agregar o quitar los espacios reservados para el estacionamiento de motos no se debe hacer de manera intempestiva y ligera, sin un análisis técnico previo y estudio de la viabilidad pertinente, y es lo que desde la Subsecretaría comenzamos a realizar. Trataremos de darle un cambio basado en datos técnicos para que el margen de error sea el menor posible ya que lo que pretendemos es mejorar tanto la circulación de los vehículos como también que los espacios para estacionar sea lo más equitativos posibles.

– ¿Qué cosas siguen preocupando en tema de tránsito?

– Principalmente nos preocupa la cantidad de siniestros que diariamente ocurren en la ciudad. Trabajaremos fuertemente en tratar de disminuir tanto la cantidad como la gravedad de los mismos, pero vale aclarar que este objetivo no será fácil lograrlo ni mucho menos de realización inmediata.

Para ello sumaremos a los controles cotidianos, la concientización y la educación en los distintos niveles educativos, la concientización, la prevención, todas acciones necesarias para que el tránsito de Pergamino vaya cambiando y yendo hacia la seguridad vial que necesitamos.

También es cierto que todas las medidas que podamos implementar tendrán mayor éxito siempre y cuando la ciudadanía acepta las mismas y forme parte activa de ese cambio tan necesario, es decir, los resultados satisfactorios no dependen exclusivamente de las acciones o decisiones que uno pueda tomar, sino que en gran parte es fundamental el compromiso de la población ya que todos somos parte del problema pero también de la solución.

Estamos convencidos que el trabajo en equipo es fundamental para lograr objetivos, también sabemos que la seguridad vial es multicausal y disciplinaria, por ende, entendemos que debemos trabajar en conjunto con otras área de la Municipalidad que tengan injerencia directa o indirectamente con la seguridad vial como, por ejemplo, Licencia de Conducir, Semaforización e Infraestructura Urbana; entre otras. Y también resultará gravitante el acompañamiento del sector privado y las ONG?S que existen en la ciudad relacionadas a la seguridad vial para que todos, en conjunto, y guiados por esta Subsecretaría, podamos mejorar la problemática vial que tanto preocupa y que estamos convencidos de que podemos llegar a corregir.

Fuente La Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.