Lemuel tiene 14 años y vende fundas de volante en una esquina de La Plata para juntar el dinero que necesita. Un contratiempo casi acaba con ese sueño, pero el gesto de una mujer y un colectivero le devolvieron la sonrisa.

Como hace habitualmente cuando sale de la escuela, Lemuel va a su casa y después toma dos colectivos para llegar a la esquina de 137 y 520 de la ciudad de La Plata, donde trabaja como vendedor.

Parado en ese lugar, el adolescente vende fundas de volante y soportes para teléfonos celulares con un solo objetivo: juntar plata para comprarse un par de zapatillas nuevas, algo que sus papás hoy no pueden darle.

La búsqueda de ese sueño, sin embargo, sufrió recientemente un contratiempo: en uno de los viajes hacia la esquina de 137 y 520, Lemuel perdió la billetera con los documentos y los $14.000 que había ahorrado. Pero ese percance, que parecía insalvable, finalmente tuvo un final feliz gracias a una cadena solidaria.

La historia de Lemuel

Estudiante del tercer año en la Escuela Media 17 de La Plata, cuando Lemuel ale temprano del colegio aprovecha el tiempo libre para trabajar. Vive con su mamá Mariela, su papá Guillermo y sus hermanos menores de 9 y 11 años.

La mujer vende ropa en la plaza Rocha y su marido es vendedor ambulante. El ingreso mensual no es mucho, razón por la cual no pueden darles todos los gustos a sus hijos. “Lemuel es adolescente, y cuando viene de la escuela nos cuenta que sus compañeros tiene ropa y zapatillas nuevas. Lamentablemente, nosotros no podemos comprarle todo lo que quiere, por eso decidió salir a trabajar”.

El último martes, el joven saludó a la familia, salió de su casa y se fue a trabajar. Horas después, su mamá le mandó un mensaje para preguntarle cómo iba la venta, y fue en ese momento que él le contó que había perdido la billetera en la que llevaba su documentación y la plata que estaba ahorrando para comprarse las zapatillas.

“No sé por qué se llevó la plata de casa. Estaba tan triste cuando me contó que la había perdido, que no pude decirle nada”, detalló la mujer.

Gracias a una cadena solidaria, Lemuel recuperó la plata

Dispuesta a mover cielo y tierra para que su hijo recuperara el dinero, Mariela contó en Facebook lo que le había sucedido a Lemuel. Fueron muchos los mensajes de aliento que recibió, aunque entre ellos se destacó uno, el de Lorena, una pasajera que había encontrado la billetera.

La mujer contó que viajaba en el interno 117 de la línea de colectivos 9 de Julio Oeste y que le entregó la billetera al chofer. “Llamamos a la empresa y explicamos lo que había pasado y dejamos nuestro número de teléfono”, relató.

Al otro día, Mariela recibió el llamado de Lucas Salvatierra, el colectivero que tenía las pertenencias de Lemuel. Ambos combinaron el horario y finalmente el hombre le pudo entregar la billetera en mano al adolescente, precisamente en la esquina donde trabaja.

“Mi idea era llevársela a la casa el mismo día, pero cuando bajo del colectivo trabajo en un negocio, por eso no pude ir. Entonces, al otro día, llamé a la mamá y arreglamos. El nene me agradeció muchísimo. Es un verdadero ejemplo. Hace mucho sacrificio para poder comprarse las zapatillas”, señaló Lucas.

Las zapatillas que quiere Lemuel cuestan $23.000 y ya ahorró $14.000 en los seis meses de trabajo que lleva. Muchos vecinos le donaron plata, pero él piensa devolverla y seguir trabajando para alcanzar su sueño por sus propios medios.

Fuente TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.