Se busca indagar en el consumo de adultos mayores ya que se incorporó un bloque específico para profundizar sobre la temática de psicofarmacos recetados o no recetados, luego de registrar un aumento en el consumo surgido de un estudio realizado en el período de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio por la pandemia.

La Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar) lanzó el séptimo estudio sobre consumo de sustancias psicoactivas en adolescentes y adultos, que por primera vez incorpora localidades urbanas de hasta 2.000 habitantes y amplía el rango etario de los encuestados hasta los 75 años, con el objetivo de ajustar la implementación de políticas públicas.

La encuesta que ya está en campo, llevó siete meses de trabajo, fue elaborada por la Sedronar en conjunto con el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) y toma como antecedente el primer sondeo de consumo realizado en 2008 pero lo amplía para obtener datos a nivel federal.

Los estudios anteriores abarcaban centros urbanos con más de 80.000 habitantes, pero ahora se permitirá tener estimaciones a nivel provincial en localidades de 2.000 habitantes, explicó en la presentación el director del Indec, Marco Lavagna.

Otro rasgo del nuevo sondeo es que se actualizó el rango etario, extiendo las consultas sobre consumos de sustancias psicoactivas a personas desde los 16 a los 75 años.

Con esa ampliación que busca indagar en el consumo de adultos mayores, se incorporó un bloque específico para profundizar sobre la temática de psicofármacos recetados o no recetados, luego de registrar un aumento en el consumo surgido de un estudio realizado en el período de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) por la pandemia.

Además, la nueva encuesta contempla indicadores con 20 bloques temáticos, divididos en dos partes: la primera medirá las prevalencias, edad, frecuencia; y la segunda relevará motivaciones y lugares de consumo, con quien se consume, las prácticas de cuidado que se ponen en función, y aspectos contextuales.

«La encuesta ya empezó y los resultados estarán a mediados del año que viene», precisó a Télam Lavagna, quien indicó que se trata de un sondeo de carácter anónimo.

El trabajo está enmarcado en la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), el programa nacional de producción sistemática y permanente de indicadores sociales que realiza el Indec anualmente, por medio de un encuestador.

Primero, se hizo una prueba piloto en la provincia de Buenos Aires y Santa Fe para ver si el cuestionario funcionaba ya que «se tiene que generar que la gente nos conteste, porque son temáticas muy complejas», indicó Lavagna.

«Es una encuesta que trata de mantener lo que han sido encuestas anteriores, pero incorpora más información. No solo queremos saber por la prevalencia del consumo, sino que tenemos indicadores más detallados de cuidados y formas, de cada una de las provincias», añadió.

El director del Indec reforzó la idea de que los resultados le servirán a las entidades provinciales dedicadas a las áreas de adicciones y a los ministerios de Salud, pero también la importancia de los indicadores para entender las distintas situaciones sociales.

Según la Sedronar, la recolección de datos busca dar cuenta de la complejidad y el carácter multidimensional de los consumos de sustancias, haciendo foco en las particularidades de cada lugar.

«Esta encuesta tiene indicadores nuevos que nunca se han medido, además la matriz de la cantidad de población y la edad no se realiza desde hace 18 años», indicó a Télam la secretaria de Sedronar, Gabriela Torres.

Torres mencionó que los resultados permitirán aplicar políticas públicas en base a contar con los datos de quien consume, cuando, sí lo hace solo o acompañado, si la persona tuvo excesos de consumo, y que pasa con su entorno en el caso de que pida ayuda.

«Una cosa es alguien que consume y se está haciendo problemático, y otra cosa es alguien que está dentro del narcotráfico y el delito», delimitó la funcionaria.

Asimismo, sostuvo que desde el organismo «apuntamos a conocer a la persona, los cuidados y qué pasa con los demás ante un pedido de ayuda».

La secretaria hizo hincapié en que lo que más se consume en la Argentina es el alcohol y tabaco, seguido de medicamentos no recetados, pero indicó que luego «se ingresa al consumo de sustancias ilegales».

El diseño y construcción del cuestionario se realizó revisando indicadores de estudios llevados a cabo por el Observatorio Argentina de Drogas (OAD), que depende de Sedronar, otros organismos nacionales y relevamientos de universidades, a lo que se sumó la consulta a protocolos regionales.

También se trabajó revisando internaciones, junto a experiencias de otros países posteriores a la pandemia por coronavirus, indicaron a Télam desde Sedronar.

Fuente Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.