El Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 de la ciudad bonaerense de San Nicolás condenó hoy por unanimidad a 15 años de prisión al cura Tulio Matiussi y al encargado Anselmo Ojeda por abusos sexuales contra cinco niños de un jardín en la localidad bonaerense de San Pedro, mientras que la preceptora acusada, María Rubies, fue absuelta por «falta de pruebas».

Aunque les hubieran dado perpetua no nos hubiera alcanzado, pero entendemos que 15 años de condena no se dan todos los días y menos a un cura, por culpa de la presión eclesiástica que hay”, dijo al salir de los tribunales de San Nicolás, Carla Vitale a Página/12, mamá de una de las niñas abusadas cuya declaración, tomada en Cámara gesell, sirvió para incriminar a uno de los acusados.

La sentencia fue llevada adelante por el Tribunal Oral Criminal (TOC) N°2, cuyos integrantes -María Elena Baquedano, Alejandro López y María Belén Ocariz-, consideraron que durante el juicio quedaron probados los abusos reiterados sobre las y los cinco menores.

Los condenados son el cura Tulio Matiussi, de 48 años y el exencargado Anselmo Ojeda, de 60 por «abuso sexual simple agravado por la calidad de sus autores», por tener a su cargo la guarda de los chicos y, en el primero de los casos, también por ser un ministro de culto. Además, gozarán de prisión domiciliaria hasta que la sentencia quede firme.

Tanto el encargado como la preceptora María Luján Rubíes, de 53 años, que fue absuelta, eran los “guardadores” de los nenes cuando ocurrieron los supuestos abusos, en 2017. “Mantenían contacto con los menores y debían velar por su bienestar y cuidado”, afirmaron los jueces en el fallo.

En la sala no estuvo ninguno de los imputados. Tanto el encargado como la preceptora estuvieron conectados de manera virtual; mientras que el sacerdote no estuvo presente en ninguna de las formas.

La investigación terminó en junio de 2021, cuando el titular de la UFIJ 8 de Baradero, Hernán Granda, pidió la elevación a juicio por considerar acreditado que «durante el curso lectivo 2017» los imputados sometieron a abusos a los niños en horario de clases. El delito, detalló, lo cometían de manera «colectiva» e «individual», con o sin la presencia de otros chicos como testigos.

El pedido de los damnificados era de 33 años y el del fiscal de 28. “La condena de 15 años suena baja pero comparado con otras condenas judiciales y en base a lo que dicen los que saben sobre el tema es una condena considerada alta”, dijo Ana Clara Froman, mamá de uno de los alumnos abusados del Jardín de San Pedro.

El tribunal desestimó distintos intentos de la defensa del cura para parar el juicio desde que empezó el proceso.

“Los chicos están al margen de esto, como papás tratamos de que no sepan todo lo que está pasando”, contaron las madres sobre sus hijos que hoy tienen 8 años, “ por eso intentamos que sea un proceso de adultos y el día de mañana nosotros los vamos a hacer parte si ellos preguntan algo o quieren saber”, añadieron las mujeres.

Sobre las condenas aseguraron: “Vamos a apelar lo que es la prisión domiciliaria” y con respecto a la preceptora que quedó absuelta sostuvo una de las madres: “Mi hija la nombró perfectamente en Cámara Gesell y mi hija solo le decía María a ella, a nadie más. Me duele, pensé que le iban a dar menos años por lo real del concurso que se suman de cada niño, no la absolución. Para nosotros era partícipe necesaria, más que nada porque estaba nombrada en Cámara Gesell como parte de los abusos”.

Las madres llaman a aquellos padres que no denunciaron a que lo hagan: “Nuestros hijos nombraron a entre 5 y 6 chicos abusados por cada juego que realizaban con ellos” y añadieron: “En el caso de los padres que no denunciaron y quieran animarse a hacerlo viendo la situación y la semejante condena, que tengan la fuerza de hacer la denuncia por sus hijos”.

“Los padres que pensaron que las maestras eran incapaces de tapar todo hoy se sabe que son responsables de encubrimiento. Mintieron sabiendo que estaban niños de por medio y no deberían poder seguir dando clases a los niños que hoy por hoy siguen yendo a ese jardín”, concluyeron las mujeres.

Fuente El Faro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.