Los focos ígneos en las islas del Delta del Paraná siguen provocando grandes columnas de humo que afectan a distintas localidades. Los brigadistas mantienen la guardia ante la posible aparición de nuevos incendios.

Durante los últimos días, Rosario se vio afectada por grandes columnas de humo causadas por los incendios activos en el Delta del río Paraná. Si bien se lograron apagar tres focos ígneos ubicados frente a la ciudad, las condiciones climáticas continúan debido al fuego desatado en localidades situadas en frente, como San Nicolás y San Pedro, ya en el límite de la provincia de Buenos Aires.

De esta manera, las ciudades ubicadas en la costa del río Paraná se encuentran afectadas por el humo de los continuos incendios en el Delta. Debido a la rotación del viento, la situación se mantiene y Rosario se convirtió en una de las más afectadas.

El Gobierno de Santa Fe informó que durante cuatro días se desplegó un operativo que permitió apagar tres focos de incendio en las islas ubicadas frente a Rosario. Sin embargo, una gran cantidad de humo se mantuvo sobre la ciudad “debido a la rotación del viento” proveniente desde San Nicolás, donde aun persisten grandes focos de fuego.

“El humo que vemos en Rosario y que afectó mucho a Villa Constitución por su cercanía, proviene de incendios de las islas frente a las ciudades de San Nicolás y San Pedro”, detalló Roberto Rioja director de Protección Civil. Además advirtió que el foco de incendio es grande y por ende, en el lugar trabaja personal del Gobierno Nacional como así también de las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos.

A raíz de la magnitud de dicho incendio, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego trasladó la base operativa para apagar los incendios en zonas de islas ubicadas desde San Nicolás a San Pedro. Medios locales informaron que 22 especialistas trabajaron en el lugar en conjunto con los aviones hidrantes, los helicópteros con baldes cuya capacidad es de mil litros y cisternas municipales, entre otros recursos.

Luego de apagar los incendios frente a Rosario, el operativo se estableció en la localidad de San Lorenzo para trabajar sobre los focos ubicados en la zona del Careaga. Rioja indicó a Télam que el centro operativo fue establecido en el Aeroclub de San Lorenzo donde 10 técnicos analizan el monitoreo del fuego mientras que 20 brigadistas trabajan en el control y sofocación del fuego.

Más allá de apagar algunos de los focos ígneos, los brigadistas se mantendrán en guardia debido a que pueden aparecer nuevo incendios. El referente de Defensa Civil de San Pedro, Fabio Giovanettoni informó a Radio Cuarentena que la gravedad del incendio se debe en parte a la bajante del río, la sequía y la intencionalidad por parte de quienes los cometen.

Por tal motivo, consideró que el gran desafío consiste en acciones preventivas que permitan el control y la acción del Poder Judicial. En particular, debido a que varios municipios radicaron denuncias penales pero no hubo avances en la identificación de presuntos responsables de los incendios que se mantienen en el Delta del Paraná.

Desde el Ministerio de Ambiente Nacional se emitió un reporte sobre incendios donde confirmó la presentación de una denuncia con información georreferenciada sobre incendios en el Delta del Paraná ante la Justicia de Entre Ríos.

El ministro Juan Cabandié sostuvo que “hay irresponsables que siguen iniciando incendios y es lamentable la tardanza y pasividad judicial para dar con estas personas. Necesitamos que la Justicia actúe y que los responsables vayan presos”. Además, destacó que los datos emitidos por los Faros de Conservación permite la detección temprana de los focos ígneos y a partir de la georreferencia de los terrenos, es posible identificar dónde inician los incendios en el Delta.

Fuente Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.