El intendente de Salto Ricardo Alessandro echó al secretario de Seguridad Alberto Decunta y asumirá el mismo al cargo de manera interina hasta que designe al reemplazante.

El jefe comunal aseguró que lo que lo llevó a tomar la decisión fue el «desgaste de la relación laboral» y el accionar del funcionario ante casos de «robos menores, en los que creo que tendría que haber actuado de otra manera».

En ese sentido manifestó que si bien no es un cambio de rutina afirmó que «el recambio de funcionarios es fundamental para que la administración pública tenga oxigeno. Eso es lo que estamos haciendo».

Con respecto a la reacción de Decunta sostuvo que acepto el pedido de renuncia en buenos términos pero repitió que «terminó una relación que había sido fructífera en su momento, pero él tendría que haber actuado con mayor preocupación en el tema de los robos».

A pesar de la falta de acción del ahora ex funcionario, el intendente peronista desvió rápidamente el foco del problema «en verdad el problema no fue de nosotros sino de la justicia».

Según relató estaban individualizados los sospechosos de cometer los hechos delictivos a los que hizo referencia y desde fiscalía pidieron la orden de allanamiento pero los jueces nunca la otorgaron, por lo que considera que de esta manera «los robos van a seguir sucediendo, mientras la justicia sea intocable».

Además hizo hincapié en un hecho particular que años atrás movilizó a toda la comunidad de Salto, el asesinato de Rubén Ramírez y que ahora el culpable esta a punto de salir con libertad condicional hecho por el que están «muy preocupados» y que va a generar un verdadero «caos en el pueblo». Esta suma de hechos lo llevan a estar «muy descontento con la Justicia en todos los términos».

Por último en cuanto al reemplazante de Decunta dijo que lo que buscan es alguien que «quiera trabajar, no buscamos nada ideológicamente, solamente gente que trabaje para el pueblo».

(CREDITO INFOCIELO)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.