Según la crónica del semanario local, La Opinión, el Ónix entró a toda velocidad hacia San Pedro y en el camino casi choca a un vehículo municipal en el que circulaba el director de Defensa Civil, Fabio Giovanettoni, con la empleada del área a cargo de la camioneta, que logró esquivar al Chevrolet y bajar a la banquina.

El coche siguió, chocó el lateral de otra camioneta y terminó contra un árbol. El conductor resultó con severas lesiones que obligaron a intervenirlo quirúrgicamente y a trasladarlo a San Nicolás para que lo asistan en un centro de mayor complejidad.

En el auto había de todo: drogas, armas, documentación apócrifa de otros vehículos y hasta un inhibidor satelital como los que utilizan los piratas del asfalto para perpetrar sus delitos.

Es que eso eran: piratas del asfalto e iban a cometer un ilícito en la zona de San Nicolás, de acuerdo a lo que pudo establecer la investigación posterior.

Nicolás Santabaya y Juan Carlos Blanco declararon ante el fiscal Manso y responsabilizaron de todo al hermano del primero, Néstor Santabaya, de 58 años y con frondosos antecedentes, conductor del Chevrolet que se negó a declarar en su habitación del hospital San Felipe de San Nicolás.

Fuente El faro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.