El tránsito por la cuarta ola de la pandemia demuestra la efectividad de la inmunización. Desde la Región Sanitaria IV evaluaron positivamente el programa de vacunación e insistieron sobre la necesidad de completar esquemas para estar protegidos contra un virus que «aún no ha desaparecido».

El tránsito por la cuarta ola de la pandemia de coronavirus viene demostrando el efecto positivo de la inmunización, atendiendo a que si bien los casos de la enfermedad han aumentado en las últimas semanas esto no ha tenido correlato en la gravedad de los mismos ni han causado tensión en el sistema sanitario. En este contexto, y con un balance sobre el programa de vacunación contra la Covid-19 que es positivo, resulta necesario insistir en que la comunidad complete su esquema de inmunización y acuda a la posta instalada en el Sindicato de Luz y Fuerza para recibir los refuerzos correspondientes. El principal llamado por estos días es que puedan recibir su tercera dosis -o primer refuerzo- los niños y niñas de entre 5 y 11 años, algo que se habilitó hace unos días como posibilidad a partir de la evidencia científica que se fue obteniendo respecto de la inmunización pediátrica.

Para conocer la marcha del programa de inmunizaciones a nivel local y regional, LA OPINION entrevistó a José Agudo, director asociado de la Región Sanitaria IV, quien a pocos días de asumir en su cargo se refirió también a los lineamientos de su gestión. 

about:blank

– ¿Cómo se evalúa el plan de vacunación contra el coronavirus?

– El plan fue exitoso en Pergamino y en la región. Y creo que esto se condice con los índices de otros distritos y otras regiones sanitarias donde el avance de la vacunación ha sido significativo. Los niveles de cobertura a nivel de la región van en coincidencia con los números que la Provincia de Buenos Aires ha hecho públicos en más de una ocasión. Ha habido una aceptación muy importante de la vacuna, pero tenemos que seguir insistiendo fundamentalmente para que las personas completen su esquema de inmunización y acuda a recibir los refuerzos correspondientes porque la pandemia aún no ha terminado. Si pudimos comprobar que la vacuna es efectiva, la tarea es seguir acudiendo a las postas. La Provincia está haciendo un esfuerzo importantísimo sosteniendo estos espacios a lo largo de todo el territorio e incluso con una vacunación abierta con una visión federal porque la enfermedad no reconoce de límites formales que marca una determinada geografía. 

– ¿Cuál es el comportamiento de la demanda en la posta de vacunación de Pergamino en la actualidad?

– En esta última semana se observa una merma en el número de personas que se ha acercado a vacunarse, pero igualmente el caudal de personas que se acerca es importante. Bajó un poco el número, pero es cercano a las 400 personas que se siguen vacunando. Hubo días en mayo de 600 personas. A la par de la actividad en la posta fija, vamos a reforzar la vacunación en territorio extendiendo una estrategia de territorialidad -esta semana se vacunó en el Hospital y en el barrio Güemes- La intención es que estas salidas sean mucho más sostenidas. La intención es mantener la posta que hoy funciona en el Sindicato de Luz y Fuerza, pero también salir a la comunidad porque entendemos que cada vez que una persona se acerca a la posta itinerante a vacunarse, ese operativo es exitoso.

 ¿En esas salidas que se hacen al territorio solo se vacuna contra Covid?

– Por el momento sí; pero la intención es poder acercar otras vacunas de calendario. Coordinaremos con el Saps, que es un servicio del Hospital San José que trabaja en distintos espacios de la comunidad para aplicar otras vacunas y rescatar esquemas que quedaron retrasados durante la pandemia.

Alto nivel de cobertura local

-¿Desde el punto de vista estadístico cuál es el nivel de cobertura a nivel de Pergamino?

– Si tomamos solo la primera dosis tenemos 103 mil personas vacunadas; más de 96 mil se aplicaron la segunda, es decir que estamos hablando de porcentajes superiores al 95 por ciento para el esquema original que era de dos dosis. En cuanto a tercera dosis o primer refuerzo ya superamos las 63 mil personas vacunadas. Ha sido muy bueno el entendimiento de la gente respecto a la importancia de la vacunación. Los pergaminenses entendieron que la vacuna era la herramienta más importante para protegernos. Ahora estamos aplicando también la cuarta dosis o segundo refuerzo, instando a todos aquellos que ya hayan pasado la ventana de cuatro meses desde la aplicación de la tercera para que se acerque a vacunarse.

– ¿Para todas las franjas poblacionales la vacunación hoy es libre o se siguen asignando turnos?

– La vacunación es libre. El único requisito es acercarse con el DNI y el carnet donde consta la fecha de aplicación de las distintas dosis. Igualmente, esto último no es condición porque si alguien no cuenta con ese certificado, acercándose con su DNI se realiza el control a través del sistema y si pasó la ventana de tiempo correspondiente, puede recibir la dosis. El mensaje es que todo aquel que esté en condiciones de vacunarse, y haya pasado la ventana de tiempo adecuado, se acerque a la posta o aproveche las salidas territoriales para completar el esquema de vacunación. 

Los casos en la región

– ¿Cuál es la situación de la Covid-19 hoy a nivel de la Región Sanitaria IV?

– Similar a lo que sucede en la provincia de Buenos Aires. Hace un par de semanas experimentamos un crecimiento en el número de contagios, aunque transitamos esta situación sin sobresaltos gracias a que tenemos un sistema de salud robusto y en permanente vigilancia. Hay de parte del Ministerio de Salud provincial un seguimiento minucioso de la situación y directivas muy claras de manejo de la emergencia sanitaria.

– ¿Tiene alguna incidencia el nuevo crecimiento de los casos con la demanda de vacunación?

– Si, claramente. Y eso sucede en todas las franjas poblacionales. Cuando los contagios bajaron y llegaron a pisos mínimos, la sociedad comenzó a ver más lejana la potencialidad del riesgo y relativizó la importancia de iniciar o completar esquemas de vacunación. Cuando tuvimos un crecimiento de los casos que fue bastante vertical en la reproducción, la gente volvió a vacunarse. Cuando bajan los casos, entendemos que no hay que protegerse y esa es una opción que no debemos tomar. Independientemente de la cantidad de contagios diarios, la vacuna es una herramienta potente y tenemos que aprovechar la oportunidad de poder acercarnos para recibirla.

Fuente La Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.