Un adolescente de solo 16 años fue la víctima más reciente en medio de un estado de conmoción por parte de la familia, allegados, amigos y vecinos de la zona del Barrio Jorge Newberry.

Aparentemente las alarmas se encendían por parte de la familia cuando al llegar a la vivienda no recibían respuestas de parte del joven. Fue así que lo habrían hallado sin signos vitales, dando un aviso inmediato a la policía.

De esta manera, se comisionó un patrullero junto al personal del SAME, donde fueron recibidos por los vecinos desesperados señalando la casa donde estaría ocurriendo el incidente, dando de inmediato con el niño ya fallecido y sin nada por hacer.

Ahora será tiempo de investigar y aguardar por la autopsia, mientras la familia no encuentra consuelo por lo sucedido. Las autoridades educativas de la escuela a la que concurría, aparentemente se enteraron a través de integrantes de la comunidad educativa e iniciaron un comité de crisis con docentes e integrantes del gabinete pedagógico para contactar a los familiares y establecer acercamiento con los compañeros.

Nuevamente ponemos en foco la necesidad de tratar estas problemáticas con profesionales desde la corta edad, haciendo especial énfasis en los adolescentes quienes muchas veces afrontan cuestiones complicadas y no encuentran alguien cercano con quien hablar.

Fuente Casos Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.