El pacto con la agroindustria promete récords

La Bolsa de Rosario confirmó que, en 2020, 2 de cada 3 dólares ingresados al país fueron del sector. Los exportadores afirman que la desprimarización del campo rompe el techo del crecimiento. 

La apuesta del Gobierno a un pacto con sectores del campo negociador para poner a debatir en el Congreso una ley de fomento de la agroindustria parece ser, a la luz de los datos, un acuerdo que le garantizaría a Argentina achicar los márgenes del problema histórico: la falta de dólares genuinos. En paralelo, le generaría un ingreso interesante al Estado en concepto de recaudación de impuestos. 

La norma -que según cálculos del Consejo Agroindustrial (CAA), organismo que negoció con el Gobierno los parámetros de la ley- persigue la meta de generar exportaciones por 100 mil millones de dólares anuales y la creación de 700 mil nuevos empleos. Todo en base a una serie de estímulos impositivos a aquellas empresas que exporten con valor agregado. Por eso la relevancia del evento en el que el Presidente Alberto Fernández y la vice, Cristina Fernández, se mostraron juntos para avalar una iniciativa de fondo que persigue fines de mediano plazo y busca dos cosas: estabilizar la caja de dólares y desprimizar un campo que, hasta hoy, sigue con una tendencia demasiado extendida hacia la exportación de materias primas agropecuarias. 

Esta previsión se asienta en la base de la estadística de un negocio muy rentable aún sin normativas. Un informe de la Bolsa de Cereales de Rosario especificó que, en el 2020, el sector agroindustrial representó 1 de cada 5  pesos de recaudación de impuestos del Estado Nacional, 1 de cada 5 puestos de trabajo y 2 de cada 3 dólares que ingresaron al país. 

El dato del aumento de los ingresos del Estado no es menor: en 2020 el campo y las cadenas agroalimentarias y agroindustriales generaron una recaudación tributaria para el Estado Nacional de 1.474.788 millones de pesos, según estimaciones de la entidad. Ello equivale a 20.940 millones de dólares tomando el tipo de cambio oficial promedio para dicho año. Considerando que la recaudación anual reportada por la Administración Federal de Ingresos Públicos totalizó 7,2 billones de pesos en el 2020, el campo y las cadenas agroindustriales habrían representado un 20,4 por ciento del total, es decir, 1 de cada 5 pesos ingresados a las arcas del Estado Nacional.

Si bien los ingresos de dólares de la agroindustria varía de acuerdo a los precios internacionales de los commodities en el mercado de Chicago, el ingreso de divisas de este año viene en volúmenes récord. El Monitor Agroindustrial que dio a conocer en las últimas horas la cámara de exportadores de cereales CIARA-CEC, reflejó que el flujo de dólares acumulado en los primeros nueve meses del año alcanzó un «nuevo record de 25.671.000.000dólares». El monto de septiembre pasado y el acumulado Enero-Septiembre resulta «récorden las estadísticas desdecomienzosdeestesiglo y entodalaseriehistórica. Esa suma mensual refleja un disminucion del 20 por ciento con respecto al precedente mes de agosto y un incremento del 36 por ciento en relación con el mismo mes de septiembre del año anterior». 

En la misma línea, si se evalúa el ingreso de dólares en los primeros nueve meses del año, la cifra refleja un incremento del 60,6 por ciento en relación al mismo período del año pasado y récordabsoluto para el mismo período desde comienzos de este siglo. Volviendo al factor de precios internacionales, el trabajo de los exportadores grafica que los subproductos industrializados, básicamente soja, «más que compensaron una disminucion de la produccion local ( excepto, notoriamente, el maiz) a pesar o debido al incremento del costo internacional de los fletes, la profunda y dilatada bajante del rio Parana (causo perdidas por 620 millones de dólares hasta ahora) y algunos piquietes imprevistos (por ejemplo en Bahia Blanca) y otras medidas de fuerza». 

fuente- Pagina12-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *