Se encontró un murciélago con rabia. El estudio lo realizó el Centro de Zoonosis Urbana de la provincia de Buenos Aires. Ante esto el equipo de Veterinaria está realizando un control de foco de #rabia en la zona céntrica de la ciudad

Hasta el día viernes, un Médico Veterinario y su asistente están visitando los domicilios comprendidos entre las calles Gral. Paz, Belgrano, Estrada y 25 de Mayo para vacunar a perros y gatos

El horario del operativo será entre las 9 y las 15hs. Quienes no se encuentren en el domicilio pueden comunicarse al 15668559 para arreglar una nueva visita.

Los murciélagos pueden morder a perros o gatos y transmitir la enfermedad de la rabia -entre otros-

¿Qué es?

La rabia es una enfermedad viral que afecta al sistema nervioso de los mamíferos, incluyendo a los seres humanos, que en la gran mayoría de los casos presenta desenlace fatal.

Es una enfermedad prevenible a través de la vacunación, tanto en animales como en humanos. En nuestro país los perros y los gatos son los principales transmisores de rabia pero también pueden serlo algunos animales silvestres como los murciélagos.

¿Cómo se transmite?

El virus presente en el animal infectado se puede transmitir a través de la herida causada por una mordedura, o bien cuando el animal lame una parte del cuerpo de la persona lastimada recientemente.

¿Cómo se previene?

Si se encuentra un murciélago, lo aconsejable es no tocarlo. Avisar al centro de zoonosis de su municipio para que sea un técnico quien lo retire y lo envíe al laboratorio para su análisis.

En caso de sufrir una mordedura de un animal, lavar la herida con abundante agua y jabón, no colocar alcohol ni otro desinfectante, y concurrir rápidamente al centro de salud más cercano para ser evaluado por un médico.

Cuando esté indicado, debe aplicarse la vacuna antirrábica humana lo más inmediatamente posible después de ocurrida la exposición.

Vacunar a los perros y gatos contra la rabia, desde los 3 meses de edad y una vez por año durante toda su vida.

¿Cuáles son sus síntomas?

En las personas los síntomas que deben hacer sospechar el diagnóstico de rabia son:

Fiebre

Inquietud

Dificultad para tragar

Dolor de cabeza

Sensación de hormigueo en el sitio de mordedura o lamedura, días después de haber sido agredido por un animal

Una vez que comienzan los síntomas, es una enfermedad que no tiene cura y produce la muerte.En los perros y gatos los síntomas incluyen cambios de comportamiento, agresividad, salivación excesiva, imposibilidad de tragar o de beber, pupilas dilatadas, convulsiones, parálisis y muerte.

Los murciélagos con rabia también tienen cambios en el comportamiento, a menudo pueden verse de día y estar caídos.

Fuente El Faro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.