La diversidad de horarios y la falta de transporte son una seria complicación para un segmento de chicos que hacen malabares para cursar sus carreras en la sede local de la Universidad y su Escuela de Ciencias Agrarias Naturales y Ambientales (Ecana).

Un porcentaje importante de la comunidad educativa local de la Universidad Nacional del Noroeste de la provincia de Buenos Aires (Unnoba) vive a diario una nueva aventura para poder cursar sus estudios. 

La disparidad horaria y la falta de un transporte público o de la propia casa de altos estudios que pueda unir con una frecuencia considerable los más de seis kilómetros que unen la sede de Monteagudo 2772 con las instalaciones de la Escuela de Ciencias Agrarias Naturales y Ambientales (Ecana) -ubicada sobre la ruta Nº 32- son un grave problema principalmente para los más chicos porque todo ese trayecto es por ruta. Aquellos que dan sus primeros pasos en el recorrido universitario se encontraron con situaciones que según ellos tienen que rever quienes conducen los destinos de la Unnoba

Varios estudiantes armaron un grupo de whatsapp donde los que tienen auto se ofrecen a llevar a sus compañeros, otros gastan demasiado dinero en remis (más de mil pesos por viaje hasta la Ecana) y también varios vuelven a dedo por la ruta provincial Nº 32. 

Para estos jóvenes no son días fáciles y sienten que están corriendo una carrera de obstáculos donde hasta el momento nadie acusó sus reclamos y el silencio es fuerte en otros que lamentablemente demoran más tiempo en recibirse o en el peor de los casos abandonan. 

Tercer año de Agronomía

Una jovencita de 21 años que cursa el tercer año de Agronomía mostró su fastidio ante los diferentes problemas que deben afrontar: «no estamos contando con un trasporte con los horarios adecuados para poder i

«Nosotros por lo general más que nada en mi carrera organizamos un lugar en común y lograr ir en auto porque el colectivo no es la mejor opción, el primer horario es a las 8:00 y llegas 8:30 y entramos media hora más tarde. Después tenés recién al mediodía y si cursás por ejemplo a las 11:00 debes irte en el que sale a las 8:00 y esperar más de dos horas, una locura en este momento. El auto es una buena alternativa, pero nunca alcanzan los lugares y debemos recurrir al remis, una fortuna», puntualizó la estudiante y además remarcó que «es muy difícil para nosotros poder trabajar y estudiar como sucede en otras ciudades. Tenemos cátedra simple, es decir que hay una comisión sola y es muy complicado tener otra opción y tampoco los horarios son muy buenos, para que puedas pasar un día entero y tener los otros menos atareados, casi siempre tenés que ir y volver o directamente quedarse allá en Ecana».

Por último señaló que «hemos planteado estos inconvenientes y nadie nos brinda una solución. Cuando ingresé a la Unnoba en 2019 había un colectivo que salía de la sede de Monteagudo y hasta la Ecana, eso duró muy poco y después lo sacaron».

Administración de Empresas

«Estando acá en Pergamino y teniendo movilidad propia no me puedo quejar, pero tengo cercanos míos que por el tema de los horarios que tiene la Unnoba que capaz que cursas de 12:00 a 14:00 y después de 16:00 a 19:00, no podes trabajar» comenzó diciendo una alumna del primer año de la carrera de Administración de Empresas e indicó que «tengo compañeros y amigos de Colón y Arrecifes que se toman un colectivo a las 5:00 para llegar a las 7:00 a Pergamino o quedarse 4 horas dando vueltas en la Universidad para hacer tiempo y no volverse. Por ejemplo, nosotros tenemos una materia Análisis Matemático de 10:00 a 13:00 y después se tienen que quedar en la facultad para esperar la otra clase que comienza a las 16:00, esperan más tiempo de lo que estudian.

«Tuvimos una chica y un chico en el curso de ingreso que dejaron porque se le juntaban los horarios de la facultad con los del trabajo, nosotros mayormente los horarios que tenemos son a la tarde y ellos trabajaban y tuvieron que dejar. Lo plantearon y nadie resolvió nada, una vergüenza.

«Estaría bueno tener la opción de que si trabajás a la tarde, poder cursar a la mañana o si trabajás a la mañana poder cursar a la tarde, pero también tenés que tener en cuenta los horarios de los profesores no solamente de los alumnos. Los docentes se pueden adaptar, son todos de nuestra ciudad y es una lástima me dicen los mayores que después de esperar tantos años para poder ir a una Universidad cerca de tu casa y en tu ciudad debamos padecer problemas que se podrían solucionar entre todos». 

Genética otro drama

Una de jovencitas que este año comenzó a cursar Genética indicó ante LA OPINION que «estuve mucho tiempo esperando llegar a la Universidad y ahora que estoy cursando una carrera que me encanta, siento que todos los días es muy complicado por decir presente en cada clase. Somos nuevos en la Unnoba y quizás tenemos que aprender cómo es el ritmo de una facultad, pero los horarios y las distancias nos sacan las ganas».

La estudiante remarcó que «los lunes por ejemplo, ingresamos a la sede de Monteagudo a las 16:00 y salimos a las 19:00, pero desde el martes comienzan los problemas» y puntualizó que «vamos a la sede de 7:00 a 10:00 y después a la Escuela de Ciencias Agrarias Naturales y Ambientales (Ecana) de 15:00 a 17:00, en ese caso el colectivo pasa a las 14:00 por la Estación Terminal y vuelve a las 18:00. El miércoles en tanto cursamos de 10:30 a 15:00 en Ecana y el micro pasa a las 8:00, dos horas antes y vuelve a las 18:00, tres horas después que terminaron de estudiar.

«Aunque el peor día es el jueves porque vamos de 8:00 a 9:45 en la Ecana, de 12:00 a 14:00, en la sede de Monteagudo y 15:00 a 17:00 volvemos a Ecana. Mientras que los viernes de 11:00 a 13:00 en Ecana», indicó la estudiante de primer año.

Por último remarcó que «una de mis amigas que no era de Pergamino, tuvo que abandonar porque era imposible pagar el alquiler y hacer tantos viajes. Al no tener un micro que pertenezca a la Universidad o una línea de colectivas que pueda hacer los más de diez kilómetros que separan la sede de Monteagudo de la Ecana, tenemos que recurrir a los remises y esos nos cobran entre 700 y 900 pesos de acuerdo al lugar y solo podemos venir tres en el automóvil.

«Hicimos un reclamo al Centro de Estudiantes a principio de año y todavía estamos esperando una respuesta, parece ser que no se preocupan mucho por nosotros, al contrario creemos que estamos olvidados»

Fuente La Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.