En la tarde noche de ayer, los calabozos de la comisaria 3ra de Pergamino, Volvieron a ser noticias, sobrevolando el fantasma de la comisaria primero, donde perdieron las vida siete personas que se encontraban privadas de su libertad, allá por el año 2017 , en el mes de marzo.-

foto ilustrativa

Todo comenzó, luego de que las 19 personas allí alojadas, tuvieran su visita familiar semanal , luego de ello, y como es protocolo, personal policial, a cargo del Grupo de apoyo Departamental, procedió a realizar una requisa, en la que incauto, varios elementos y sustancia prohibidas.-

A posteriores, los mismos detenidos allí privados de su libertad, comienzan a ocasionar disturbios y daños dentro de los calabozos, rompiendo colchones, ventanas, mallados de rejas, incluso uno de los alojados, detenidos por delito de robos varios, se cose así mismo los labios de la boca, y manifiestan intenciones de incendiar los calabozos, por lo que nuevamente debe intervenir el Grupo de Apoyo Departamental (GDA), siendo las 19:20 hs, quienes inmediatamente logran controlar la situación, destacando que la rápida y correcta intervención de los uniformados hizo que no pasara a mayores.

Asi quedo una de las puertas de los calabozos, se observan los golpes desde el interior.-

No obstante ello, interviene la Unidad Funcional de Instrucción nro. 1, que dispuso iniciar actuaciones, por el delito de DAÑO AGRAVADO – AUTOLESIONES y AMENAZAS, y una vez presente en el lugar el medico de Policía, dispuso, trasladar al Hospital San José, de Nuestra ciudad al detenido que se había cocido los labios, y otros 3 mas, que presentaban excoriaciones, mas que nada en sus manos, de tanto darle golpes de puño a las puertas paredes, donde fueron atendidos y vueltos a sus celdas, aguardando ahora las autoridades policiales, que el ministerio de Seguridad disponga el traslado de algunos de ellos a sede del servicio penitenciario Provincial.-

Cabe resaltar que mientras la revuelta duro, casi cuatro horas, entre el inicio, actuaciones y traslados de los detenidos al hospital, la seguridad de pergamino, se vio disminuida, en materia prevencional, dado que las fuerzas policiales, debieron volcar parte de sus medios de prevención a atender la cuestión suscitada en el sector de calabozos de la dependencia, por tal razón nuevamente se torna casi imprescindible la construcción de una alcaida, para el alojamiento de las personas que estén privadas de su libertad tras haber entrado en conflicto con la ley penal, lo que pareciera que hasta hoy el Gobierno provincial, hace oídos sordos ante semejante necesidad que atraviesa nuestra ciudad desde hace años… tanto los ciudadanos, como las autoridades judiciales locales y de la Municipalidad se preguntan, si en cualquier momentos, viviremos la tragedia de lo que paso en la ex-comisaria… Luego será tarde para nuevos lamentos.-

Por Marcelo Moga

Periodista, asociado a Apdra Asociacion de Prensa Digital de la Republica Argentina matricula 631

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *