El pasaporte “común” demora hasta seis meses en llegar. Pero la opción “exprés” a las 96 está disponible.

Crédito: RENAPER

Quienes quieran renovar o gestionar su documento para viajar al exterior se encontrarán con un problema. Aunque el inconveniente se puede «subsanar» pagando algo así como 3.500 pesos más. ¿Cómo es esto? Sí, en Argentina todo es posible y de manera legal. 

La situación es la siguiente: vas a tramitar/renovar tu pasaporte y te advierten en el Centro de Documentación Rápida de calle Joaquín Menéndez ( y en todos las sedes del país) que la demora hasta recibir el documento es de hasta 180 días. Ahora, si se opta por abonar el trámite llamado «exprés», el pasaporte estará en tu domicilio en 96 horas como mucho.

¿La explicación? Faltante de chips (están en la tapa del pasaporte) a nivel mundial. ¿La diferencia de costo entre uno y otro trámite? Casi el doble. Y en estos casos, al parecer, no habría problema con el suministro de chips. 

about:blank

El problema viene desde el mes de diciembre, cuando ya se registraban demoras de 40 días. En aquel momento, el titular del Renaper, Santiago Rodríguez, explicó el problema «mundial» que había con los chips y que por ese motivo, decidieron «administrar el flujo de stock de insumos», priorizando a quienes –se supone- tienen un viaje inminente y por ello están dispuestos a pagar más. Seis meses después, al parecer sigue el problema con los chip y el flujo de entrega se ha complicado aun más: 180 días para el pasaporte convencional de 4.000 pesos y 96 horas (en teoría deberían ser 48) para el exprés, de 7.500 pesos. Ni hablar que para el pasaporte «en el acto» -que se

¿Será que está retrasada la tarifa y es un aumento encubierto? Este sería un argumento también posible a la situación que se plantea al momento de hacer el trámite de pasaporte.

Ante las consultas de los lectores que se encuentran con este panorama cuando concurren al Centro de Documentación Rápida (CDR) de Pergamino, que funciona en la vieja estación ferroviaria del Belgrano Cargas, se dialogó con el personal de este organismo para conocer qué pasa. «El retraso de la entrega comenzó a partir de la escasez de insumos como semiconductores (chips) y tecnología que se importa desde países del sudeste asiático, cuyos productores se vieron afectados por la pandemia del Covid-19», explicó amablemente Cintia. Es decir, la misma explicación de finales de diciembre ofrecida por el titular de Registro Nacional de las Personas

Cuando se ingresa a la página oficial de Renaper, indican que el plazo de tiempo para la entrega del pasaporte convencional es de dos semanas y con un tiempo máximo de 40 días. Desactualizado. ¿Como la tarifa? ¿Por qué la presunción de un aumento encubierto? Sucede que en noviembre 2021, un mes antes de que empezaran las demoras en la entrega, se aplicó un aumento sobre la gestión de este trámite luego de muchos años: pasó de 1.800 pesos a 4.000. Las quejas se hicieron oír, por lo exponencial del incremento. Todo era lógico: el aumento después de años y el reclamo por el importe. A la luz de los hechos, y considerando los componentes importados de la producción y el valor del dólar, esta «solución» a la demora, que es la de ofrecer el pasaporte exprés, se asemeja a una manera de aplicar un aumento sin que se note, tanto. 

De más está decir que el chip que colocan es el mismo que tiene el «convencional». Ante el interrogante planteando, tanto desde el CDR como en los canales oficiales de atención explican que «al considerarse que el pasajero tiene inmediatez en salir del país, se tiene en cuenta la fecha del pasaje que se solicita como comprobante para acceder a esa gestión», resaltaron el jueves fuentes consultadas por el Diario. En los hechos, a nadie que tramita el pasaporte se le pide que exhiba un pasaje para tramitar el pasaporte exprés, basta con que esté dispuesto a pagar más.

¿Hay una solución? 

Según la información suministrada por el organismo, está en marcha un plan de atención para garantizar la entrega de pasaportes ante escasez global de chips con el propósito de que todas las personas puedan concretar sus viajes sin inconvenientes.

El Renaper insiste casi semanalmente y ante los reclamos que «es una crisis global», que afectó mucho a la Argentina «pero también a países como Gran Bretaña, Alemania y Estados Unidos, que tuvieron demoras de hasta cuatro y cinco meses», hicieron saber desde esta área que depende del Ministerio del Interior.

Durante enero, febrero y marzo resultó el pico de demanda a nivel nacional, período en el que el Registro Nacional de las Personas recibió un promedio de dos mil mails por día en los que el denominador común era el reclamo del pasaporte atrasado. Frente a este panorama, informaron que «de todos modos, si alguien tiene un viaje en los siguientes 20 días, se llena un formulario, se acredita con documentación y se va resolviendo. La gente no pierde el pasaje», sostienen a través de los medios de atención que posee esta dependencia. 

Asimismo, cabe resaltar que a los países del Mercosur ampliado (Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela) se puede ingresar con el documento nacional de identidad vigente, sin necesidad de presentar el pasaporte.

Para el resto de los países, previo a planear un viaje al exterior, es importante corroborar la validez del pasaporte y, en caso de ser necesario, realizar el trámite de renovación con al menos dos meses de anticipación.

Fuente La OPINIÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.