El auditor general de la Nación se expresó tras las duras advertencias del dirigente social hacia el Presidente, quien exigió un salario universal y alertó que podría correr “sangre en la calle”.

El Auditor General de la Nación, Miguel Ángel Pichetto, se expresó en duros términos contra el Papa Francisco, a través de su cuenta de Twitter, y le pidió que eche a Juan Grabois de su “gabinete papal”, luego de las duras advertencias del dirigente social hacia el Presidente en donde exigió un salario universal y alertó que podría correr “sangre en la calle”.

Este miércoles, Grabois encabezó una jornada de protesta con más de 50 concentraciones y cortes de rutas en todo el país para reclamar la puesta en marcha de un salario básico universal que alcance a unos siete millones de pobres e indigentes. Se trató de la primera movilización que el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), un aliado del Frente de Todos, encabeza en contra de la administración de Alberto Fernández. En este contexto, el referente social no dudó en marcar a fuego su mensaje al Presidente: “No nos salgas a decir que hay que calmar a los mercados: vení y calmanos a nosotros, porque hay algunos gauchos y gauchas acá que estamos dispuestos a dejar nuestra sangre en la calle para que no siga habiendo esta hambre en la Argentina”.

Tras esto, el excandidato a vicepresidente pidió que los dichos de Grabois sean “repudiados por todos” e hizo un pedido en particular a la Iglesia Argentina y al Papa Francisco. “Deberían realizar una invocación por la paz y unidad del país. El Papa debe dejar de encubrir a los que alientan la violencia y expulsarlo de su gabinete papal”, manifestó“ Sabemos que el Papa está más preocupado por el humanismo de Raúl Castro y ya está demostrado su desprecio por los argentinos.

Nada va a aportar como mensaje dirigido a la reconciliación y a que la Argentina reconstruya la visión del trabajo”, continuó el exsenador.

Por último, en duros términos, concluyó: “Los que alientan la sangre en las calles de la Argentina son asesinos en potencia. Hay que cuidar a los argentinos de bien”.

El dirigente social, que ya era consultor de la Santa Sede, fue designado en 2021 por el papa Francisco como miembro del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano. Según el Anuario Pontificio de ese año, Grabois pasó a integrar el directorio del dicasterio junto a más de treinta personas de todos los continentes que representan la universalidad de la Iglesia e incluyen a ocho cardenales, 11 obispos, tres sacerdotes, otros 17 laicos y tres religiosas.

La relación entre ambos, de cercanía, se remonta a cuando Francisco era arzobispo de Buenos Aires. Grabois, líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Movimiento de Trabajadores Excluidos, conoce a Jorge Bergoglio desde 2005, cuando el entonces arzobispo se interesó por los cartoneros, oficio que proliferó en la ciudad tras la grave crisis de 2001.

“Fue un hermano que acompañó las luchas desde su forma de ser, muy discreta, no siempre fue el hombre sonriente que es ahora. A veces tenía una actitud más seria, pero con mucha profundidad cuando planteaba las cosas”, declaraba Grabois en 2018.

Grabois cerró este miércoles su interpelación a Fernández sin bajar el tono, casi desencajado. “¿Para qué te pusimos ahí? ¡Para que haya menos pobreza, no para que haya más! ¡Es matemática, hermano! ¡Y si no te gusta el salario universal, inventá otra cosa, traé una propuesta mejor!”, bramó montado sobre un camión con parlantes que ofició de escenario,. El corolario de la frase fue la invocación a la “sangre en la calle”.

Fuente La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.