Para festejar el evento, una fábrica local anunció que convocará frente a la Basílica de Luján a unas 1.500 personas que serán testigos de la elaboración de una milanesa napolitana que pesará entre 800 y 1.000 kilogramos y que tendrá cuatro metros de largo por tres de ancho.

Los organizadores anunciaron que utilizaron 580 kg de carne de nalga, 420 de pan rallado, 50 de muzzarella, 50 de jamón y 100 litros de salsa de tomate. Esa cantidad de escala industrial se depositará en 2.000 litros de aceite que harán ebullición a una temperatura de 140 grados para fritar este plato único entre 15 y 20 minutos.

La super milanesa napolitana se cocinará en una mega sartén especialmente diseñada para la ocasión de 4,5 metros de largo por 3,2 metros de ancho y con unos 50 centímetros de alzada.

El evento se realizo el Domingo y estuvo conducido por Mariano Peluffo y contará con la presencia del chef Luciano Lopez Fuente, a cargo de dirigir la cocción del producto, junto al equipo de 20 cocineros de la fábrica organizadora, Alimentos Holis.

El origen de este plato tiene distintas versiones. Por un lado se atribuye a la ciudad italiana de Milán, en donde se conoce como Cotoletta (cotoletta al la milanese, por ser habitual en la cocina milanesa).

Antecedentes

Pero hay que remontarse al año 1134, cuando Milán fue parte del Imperio Austro-Húngaro, para encontrar registros de un cocinero italiano que ofreció en Austria a la Corte este plato por primera vez.

Con la llegada de inmigrantes a la Argentina, este popular plato fue variando hasta lo que se conoce en la actualidad.

Variante argentina

También ganó mucha popularidad en Argentina la milanesa a la napolitana, que es una milanesa hecha «pizza» , con salsa de tomate, jamón y queso.

El origen de esta variante se remonta a la década del 50 del siglo pasado en una fonda que estaba ubicada frente al estadio Luna Park de Buenos Aires, cuyo dueño se llamaba José Nápoli.

Surgió cuando al cocinero se le quemó una tanda de milanesas y, para disimular, las cubrió con salsa de tomate y queso mozzarella, como si se tratara de una pizza.

Fuente El Faro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.