El flamante ministro de Economía, Sergio Massa, anunció esta noche un fortalecimiento de las reservas a través de nueva deuda en dólares y un acuerdo con exportadores, un ajuste fiscal basado en un aumento de tarifas de los servicios y un freno a la emisión monetaria.  Al mismo tiempo, hizo un gesto social al adelantar que en agosto los jubilaos cobrarán un plus.

El desafió es enorme. Las dificultades son muchas”, dijo Massa en sus primeras palabras al ingresar al quinto piso del Palacio de Hacienda. “No soy superministro, ni mago, ni salvador”, acotó el nuevo titular del Palacio de Hacienda. “Tenemos que enfrentar la inflación con determinación”, afirmó y remarcó además que trabajará en devolver la estabilidad. Massa desayunará mañana a la 8 con economistas fuera del ministerio y se reunirá luego con su equipo a las 10.30.

El ministro dijo que sus principios será el orden fiscal, sostener el superávit comercial y fortalecer las reservas. Los motores, agregó, serán la inversión, la producción, las exportaciones y la defensa del mercado interno. Antes de presentar las medidas, anticipó que prepara más iniciativas para los próximos días. Si bien dijo que “corregirá distorsiones”, negó un shock devaluatorio. En los pasillos, se negaba una aceleración del crawling-peg (micro depreciaciones).

Massa informó que cuatro millones de hogares renunciaron a los subsidios en el marco de la segmentación que había encarado el ex ministro Martín Guzmán. Por otra parte, agregó que promoverá un ahorro entre quienes los pidieron, que son unas 10 millones de personas. Indicó que la Secretaría de Energía, que aún no tiene un funcionario a cargo -Massa hoy no pudo especificar su nombre ni el de su viceministro- comenzará a notificar el lunes sobre un subsidio que llegará hasta el límite de los 400 kw. No dio más detalles del mecanismo ni informó de cuánto será el ahorro fiscal de la medida. En ese sentido, criticó los “desbordes del gasto en el primer semestre”, cuando Guzmán era ministro. Agregó que “fijara prioridades” fiscales con sus equipos para el tercer y cuarto trimestre. No dio detalles

Además, ratificó la misma lógica que tiene a quita de subsidios a la electricidad para el gas (teniendo en cuenta la estacionalidad y la locación geográfica) y dijo que en septiembre se comenzará la segmentación en el agua. Completó que licitará -esta vez, con financiamiento privado- el segundo tramo del gasoducto Néstor Kirchner.

Como se esperaba, el ministro afirmó que se cumplirá con la meta de déficit fiscal de 2,5% del PBI establecido en el acuerdo con el Fondo. Señaló que hoy tuvo su primera charla con el organismo, a la que calificó de “productiva”. Luego ratificó: “Se harán todas las correcciones que sean necesarias”. Dio luego otra señal significativa: se comprometió a que no se usarán adelantos transitorios en lo que queda del año y a que el Tesoro reintegre $10.000 millones al Banco Central (BCRA) el lunes. Miguel Pesce, presente la presentación, aclaró después que no hay margen para girar utilidades.

Señaló que mantiene el congelamiento de la planta estatal para los sectores de la administración pública centralizada, en línea con lo que había anunciado su antecesora, Silvina Batakis. Massa dijo además que cada jurisdicción será responsable por sus plantillas en empresas públicas y que deberán presentar declaraciones juradas que serán publicadas por Indec.

Sin dólares en las reservas

Con relación a la necesidad de divisas, Massa dijo que habrá un adelanto de exportaciones en las cadenas de valor de la pesca, del agro, de la minería y otros, que ingresarán en los próximos 60 días por un total de US$5000 millones, que pasarían a engrosar las reservas del BCRA. La entidad lanzará en las próximas horas una ampliación de llamado “dólar soja” presentado esta semana a otros sectores, pero solo se ofrecerá que la totalidad de los pesos liquidados al oficial ingresen a cuentas a la vista ajustadas por dollar link (no habrá opción para comprar divisas al MEP). Sin embargo, la entidad que dirigen Pesce y Lisandro Cleri tienen previsto anunciar mecanismos para incentivar la liquidación de divisas el jueves de la semana que viene. Vale aclarar: hace días se mencionan tipos de cambios diferenciales.

Sumará desembolsos por US$1200 millones con organismos internacionales por programas ya vigentes. Y tendrá un nuevo programa con la CAF que implica un desembolso por US$750 millones adicionales. En total, serían casi US$7000 millones.

Massa informó que hay cuatro ofertas de REPO (acuerdo de recompra de deuda, que se debatirán mañana) para el fortalecimiento de reservas y también recompra de deuda soberana de tres de instituciones financieras internacionales y un fondo soberano (como garantía se pondrá bonos Bonar del Banco Central).

El líder del Frente Renovador aseguró que se promoverá por DNU la implementación de regímenes cambiarios especiales para los sectores de agroindustria, minería e hidrocarburos por aumento de producción, y de economía del conocimiento. No dio detalles sobre este tema. Dijo que lo vinculado a lo fiscal irá al Congreso, mientras que lo demás se moverá por decreto. Afirmó que ya hubo contacto con la Mesa de Enlace para encarar un “trabajo conjunto”. Ante la consulta por cambios en las retenciones, evitó una respuesta. “No antepongamos condiciones”, afirmó y dijo que el secretario de Agricultura, Juan José Bahilo convocará a los productores para “ponernos a trabajar”.

Con relación a la deuda en pesos y las dudas sobre su refinanciamiento, Massa afirmó que lanzó un canje voluntario -con vencimiento al martes- por los pasivos que vencen en los próximos 90 días y que ya tenía un 60% de adhesión.

Por otra parte, prometió denunciar en la Justicia y en la unidad antilavado de EE.UU. casos de subfacturación de exportaciones y sobrefacturación de importaciones. Dijo que 13.000 operaciones sospechosas de 722 empresas. Habrá, además, un programa de créditos a tasas promocionales y un esquema de garantías para primeros exportadores (habló de créditos por $400.000 millones) y una unificación de programas. Se pondrá en marcha un sistema de trazabilidad de comercio exterior para mayor control y transparencia en el uso de divisas para importaciones.

Un “refuerzo” a los jubilados

Anticipó que el 10 de agosto va a anunciar el índice de movilidad jubilatoria con un refuerzo por el “daño inflacionario”. No dio precisiones sobre cuánto sería el bono y cuál sería su costo fiscal. Señaló que el jueves de la semana próxima convocará a entidades empresarias y de trabajadores para asegurar un mecanismo que permita recuperar los ingresos. Precisó que podría haber un incremento en las asignaciones familiares, pero no informó el monto.

Massa planteará una política de reordenamiento de planes sociales en los próximos 12 meses con tres ejes: vuelta al mercado de trabajo, fortalecimiento de cooperativas y protección en caso de vulnerabilidad. El 15 de agosto comenzará una auditoría con universidades. Además, trabajará con la Anses para cruzar bases de datos. Buscará que el plan sea para la emergencia, dijo. Afirmó que planteará un puente entre los planes y el mercado laboral con un viejo proyecto suyo con el que el trabajador no pierde su plan por un año, mientras el empleador paga menos cargas sociales.

Fuente El Faro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.