Allegados a la Cámara de Shopping Centers sostienen que ayer se vendió un 35% más de electrodomésticos que el domingo anterior; hay comercios chicos que decidieron no abrir hoy ante la incertidumbre.

De la misma forma que con el anuncio de la cuarentena la gente salía a stockearse de productos esenciales, este fin de semana muchos argentinos buscaron cubrirse de la incertidumbre generada por la salida del ministro Martín Guzmán comprando electrodomésticos en grandes tiendas físicas y también a través del comercio online, entre otras cosas.

Según allegados a la Cámara de Shopping Centers, ayer el rubro electro vendió un 35% más que el domingo anterior. Este crecimiento fue sostenido en todos los centros comerciales del país, aunque en la región del AMBA (Capital Federal y provincia de Buenos Aires) la suba fue un poco menor.

En tanto, en supermercados también dijeron que desde la renuncia de Guzmán el sábado se aceleró notablemente la venta de electro. “La gente buscó cubrirse y aceleró compras de bienes durables”, dijo una fuente del mercado.

Fabián Tarrío, director de Comercio de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), también opinó que “evidentemente la gente se preocupó por adquirir algún bien durable”. “En verdad, las ventas de electrodomésticos empezaron a aumentar a mediados de la semana pasada, cuando el dólar pegó un salto, pero hubo un doble problema porque los proveedores dejaron las listas sin precios. Si querías te entregaban, pero a precio abierto o directamente suspendían las ventas. El sábado a la tarde aquellas casas de electrodomésticos que venden online en algún momento notaron incrementos en las ventas y cerraron las páginas esperando a ver qué pasa hoy y esta semana”, detalló.

En el mismo sentido, fuentes de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Fecoba) dijeron que en hipermercados y mayoristas se vio más consumo de televisores y pequeños electrodomésticos y que hubo más demanda en e-commerce que presencial.

Por otro lado, el presidente de Fecoba, Fabián Castillo, afirmó que algunos rubros que proveen a comerciantes minoristas decidieron no abrir hoy ante la incertidumbre de las medidas que puede tomar el nuevo equipo económico.

En particular, en los almacenes de suela -proveedores de los comercios de calzado- ya el viernes no había precios de referencia y con todo el movimiento del fin de semana decidieron no abrir hoy.

“Hay una sensación de corrida con respecto a los costos. Uno está con la sensación de que, si uno pone el precio real, la gente no va a poder comprar y no lo pone, no va a poder reponer. Esto ya pasó varias veces en la Argentina y yo lo viví. Esto hace que cuando uno consigue materia prima tiene que poner el dinero por adelantado y ver de qué forma van entregando las materias primas. Hace un rato un proveedor me estaba diciendo que hasta que no se estabilice no iba a entregar. No digo que sea en todos lados, pero se nota que está pasando. En el sector ferretería también me estaban diciendo que la semana pasada faltaban insumos y que hay incertidumbre respecto de si van a poder reponer los stocks”, explicó y dijo que para las pymes el capital es el stock, lo que está en el estante.

“Son las 10 y está todo el mundo esperando a ver cómo abren los mercados. Es lamentable esto de las corridas político-económicas”, agregó.

Más allá de las zapaterías y ferreterías, en locales vinculados a electro y mejoramiento del hogar también suspendieron hoy ventas, según datos de la Cámara de Electrodomésticos.

La incertidumbre también llevó a los grandes mayoristas de alimentos y bebidas a suspender la toma de pedidos a la espera de tener un panorama más claro de lo que puede pasar.

“Tenemos información de que parte de nuestra competencia no está saliendo a tomar pedidos y aumentaron sus precios de góndolas. Y por la incertidumbre actual, algunos de nuestros proveedores no nos confirman las entregas pactadas. Ante esta realidad nos vemos obligados a tomar pedidos de manera condicional en el mercado”, explicaron en un mayorista líder.

Fuente La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.