Se cumple una década de una ley que marcó un antes y un después en el país. Un repaso por la historia, con testimonios en primera persona, y valores trans en el deporte, la cultura y el espectáculo.

Una frase de Cocó, una adolescente trans que cumple 15 años el mismo día que la ley de Identidad de Género llega a su primera década, resume el impacto que tiene acceder a derechos a partir de construcciones colectivas: «Tenemos que agradecerles un montón a las que lucharon por la ley, porque sin ellas, las niñeces trans no estaríamos acá».

El 9 de mayo de 2012 el Congreso sancionaba la ley de Identidad de Género Nº 26.743, la primera a nivel mundial que no patologiza las identidades trans y permite acceder al cambio registral a través de un simple trámite administrativo, sin necesidad de acreditar pericias médicas, intervenciones quirúrgicas o tratamientos hormonales. Además, reconoce el derecho a la salud integral.

Hay un camino recorrido que puede verse en Cronología de un derecho conquistado, cuyo texto pionero se convirtió en referencia mundial.

Coco adolescente y Marcela Romero, próxima a cumplir 60, hablaron con Alicia Alvado para testimoniar el impacto que una política pública inclusiva tiene en la vida de las personas, y de la sociedad.
Las pueden leer en Una adolescente y una adulta mayor cuentan cómo cambió sus vidas la Ley de Identidad de Género.

Ese impacto también se ve en Los padres de un adolescente trans escribieron un libro para fomentar el amor al propio cuerpo, con entrevistas a Carola Reynoso y Sebastián Pairone, mamá y papá de Valentín, el protagonista de la publicación.

El pionero bachillerato popular Mocha Celis está realizando capacitaciones en cuidado para la vejez destinado a personas trans, travestis y no binarias. Florencia Vaveluk estuvo presenciando una clase y lo cuenta en esta nota.

La asociación civil Mocha Celis, a través de su programa #Empleo Trans, realiza un curso de formación en cuidados específicos y acompañamiento de adultas y adultos mayores orientado a las personas travestis, trans y no binarias.
Argentina fue pionera en esta legislación que impactó en los reclamos para acceder al derecho a la identidad de género en otros países.

Fuente Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.