Todo comenzó con estudios que se hicieron a una vecina residente de Cariló, de 74 años, en el Hospital Municipal de Pinamar al cual concurrió para exámenes de rutina.

Según publica Pinamar Diario, la mujer fue convocada por el médico quién le dijo, a ella y su familia, que padecía de leucemia y que le quedaban 3 meses de vida.

Mariana Mangiarotti es la hija de la protagonista de este caso. Aseguró que con la tristeza de semejante anunció decidieron realizar una interconsulta en Capital Federal para despejar dudas. Unos días después les llegó la noticia que traería alivio.

La mujer dijo que más allá de la buena noticia, están angustiados porque los análisis que le dieron de forma equivocada a su madre corresponden a otra persona, específicamente a un hombre del cual desconocen su identidad y que debería comenzar un tratamiento inmediato.

Mangiarotti afirmó que ya intentó contactar al intendente de Pinamar, Martín Yeza, que está de vacaciones, y también al Jefe de Gabinete explicando esta situación, pero nunca obtuvo respuesta.

Anticipó que, más allá de haber invertido 150.000 mil pesos en análisis y viaje, no iniciará juicio contra la comuna.

FUENTE EL FARO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.