“Estamos dando a la humanidad la primera imagen de un agujero negro; es una puerta de salida de nuestro Universo”, manifestó Sheperd S. Doeleman, del Centro de Astrofísica Harvard & Smithsonian y director de proyecto del Event Horizon Telescope (EHT, un consorcio de observatorios en seis lugares del mundo que procura formar un telescopio virtual del tamaño de la Tierra). “Este es un hito en astronomía, una proeza científica sin precedentes lograda por un equipo de más de 200 investigadores”, añadió Doeleman en el anuncio que fue realizado en seis conferencias internacionales simultáneas.

El anuncio comenzó a las diez de la mañana, en seis conferencias de prensa simultáneas en Bélgica, Santiago de Chile, Tokio, Shangai, Washington y Taipéi, mientras que en centros de investigación de distintas partes del mundo hubo reuniones de especialistas en astronomía que siguieron la transmisión para, luego, debatir el anuncio. En Argentina, el encuentro fue en la Facultad de Matemática, Astronomía, Fisica y Computación de la Universidad Nacional de Córdoba, donde se realiza la Conferencia Internacional GRAV19, cuyos participantes siguieron el “trascendental anuncio” del ESO y el EHT en pantallas gigantes, en una versión en inglés y otra en español.

Las observaciones que vienen realizando los observatorios integrantes del EHT buscaron obtener una imagen del agujero negro ubicado en el centro de la Vía Láctea, y la de otro agujero situado en el centro de la galaxia M87, y que se estima que es 1500 veces más grande.

“Los agujeros negros son objetos cósmicos extraordinarios, caracterizados por tener una masa enorme en un tamaño muy compacto. La presencia de estos objetos afecta su entorno de maneras extremas, curvando el espacio-tiempo y supe calentando todo el material circundante”, detalló el comunicado del observatorio chileno Alma (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), uno de los centros que participa de la investigación.

“Si está inmerso en una región luminosa, como un disco de gas brillante, se espera que el agujero negro produzca una zona oscura similar a una sombra, algo que había sido predicho por la relatividad general de Einstein y que nunca habíamos visto antes”, explicó Heino Falcke, de la Universidad Radboud (Países Bajos) y director del Consejo Científico del EHT. “Esta sombra, causada por la curvatura gravitacional y la captura de luz por el horizonte de eventos, revela mucho acerca de la naturaleza de estos objetos fascinantes, y nos permitió medir la enorme masa del agujero negro de M87”, amplió.

Fuente Página 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.