Marcelo Pacífico público en sus redes sus redes sociales el siguiente posteo, luego que se hiciera de público conocimiento el atraco a su estudio jurídico.

Luego que se hiciera público en algunos medios de comunicación y de haber recibido llamadas y apoyos que agradezco, les cuento que dos ladrones ingresaron en el estudio jurídico que comparto con mis hermanos, en la madrugada del Sábado 21 (alrededor de las 4 a.m.), sorteando rejas, sensores de movimientos, alarmas y cámaras de vigilancia. Un caso más de inseguridad en nuestra ciudad, “felizmente sin víctimas”; sólo afectación pecuniaria y emocional.
Más del 90 % de los delitos de nuestra ciudad lo cometen jóvenes pergaminenses, con escasa alfabetización y problemas con adicciones, en su mayoría pobres. Los operadores judiciales y policiales nos dicen que “saben quienes son”, “son siempre los mismos”. Pasaron por nuestros maternales, jardines de infantes, centros de desarrollo social, escuelas, centros educativos complementarios y más, que tan generosamente se despliegan en nuestra ciudad desde hace décadas.
Muchas veces los apresan, los juzgan, a veces los condenan, pasan un tiempo en prisión hasta que recuperan su libertad y en su mayoría regresan al mundo del delito. Y volvemos a empezar.
Como se corta esta suerte de calesita que siempre nos deja en el mismo lugar en condiciones de mayor vulnerabilidad y que arriesga vidas, libertades y patrimonios de los pergaminenses ?
Ahora agravado con la narcocriminalidad pisándonos los talones, con reiterados vuelos que “bombardean” con bolsas de cocaína a campos de la zona.
En primer lugar, los que gobiernan tienen que tomar el delito como una prioridad, como una reinvidicación social, tan importante como el agua potable, los servicios cloacales, el alumbrado público, pavimentos, cordones cunetas y buenos espacios públicos.
En segundo término, recordar que como una buena mesa la seguridad necesita cuatro patas fuertes: 1) Policía Bonaerense, 2) Poder Judicial, 3) Servicio Penitenciario y 4) Prevención comunitaria (eminentemente local).
Es IMPOSIBLE construir mejores niveles de seguridad sin una gestión integral y articulada de las cuatro patas, sin demagogia ni politiquería, atacando los problemas de raíz, evaluando el impacto de las intervenciones que se definan y compatibilizando el corto, mediano y largo plazo. Sólo la autoridad política local puede conducir el proceso; incluyo Intendente y sus colaboradores y concejales oficialistas y opositores.
Los pergaminenses tenemos un gran desafío y tenemos prisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.