Con el correr de los días, la inflación en nuestro país no para de crecer, lo que da como resultado una economía inestable con precios que varían constantemente. Dicha crisis se hace más visible en los trabajadores que viven el día a día, a quienes con sus prestaciones apenas les alcanza para poder alimentarse.

En las últimas horas, tuvimos la palabra de Nelson Figueredo, que se desempeña como el presidente de la Cámara de almaceneros y se refirió al tema en cuestión.

Haciendo énfasis en los incrementos de la materia prima para la producción, como primera medida expresó: “No solo ha aumentado la harina, sino que a la suba también la sufrieron el gas, la grasa y los sueldos; que bien merecido lo tienen, pero esto hace que influya en el costo final del producto. De alguna manera, hay que sincerar la economía y detener esto, ya que hay empresas que van decayendo, tenemos que ser consientes de que es una cuestión muy seria entre comerciantes, industriales, mayoristas y minoristas, la devaluación de la moneda argentina es algo que cada día está peor, se ve a diario que hay comerciantes que ya no pueden pagar alquileres o los propios salarios de los empleados”.

Por su parte resaltó que dentro del rubro existe una competencia desleal en la que hay personas que venden por internet y no abonan ningún impuesto, control bromatológico o habilitación. Esto hace que el consumidor se disperse y los que cumplen con las reglas vendan en menor medida.

Además, agrego que: “Hay panaderías truchas, con elaboración y venta de pan de forma clandestina que no tributan absolutamente nada, lo que afecta directamente a las panaderías habilitadas, pero desgraciadamente nadie controla esto. También hago hincapié en que la existencia de las ferias itinerantes, como la de frutas y verduras que se ubican en el Parque España ,no pagan impuestos ni sueldos lo que termina siendo uno de los factores desleales para una verdulería habilitada”.

En el inicio de la semana, el mandamás mantuvo una reunión con el secretario de comercio en la que nos dejó sus sensaciones sobre la problemática y las medidas que se están tomando: “El lunes dialogamos con el secretario de comercio, persona muy agradable, quien nos expresó que por el momento seguiremos como hasta ahora, con un programa de control de precios que no han llegado al interior del país, ya que hay precios cuidados, pero te dirigís a una cadena de supermercados y ves el cartel, donde el producto no se encuentra, lo que termina siendo una ficción. También mantenemos el pedido para que elaboren una lista mayorista de costo para los comercios de proximidad, ya que, si es más alto el costo, incrementa el tributo y no se puede sostener siendo que nosotros estamos de punta a punta del país, pero ellos acuerdan con las grandes cadenas que no están más que en las grandes ciudades”.

Para finalizar, hizo referencia al plano económico, donde argumentó que el porcentaje de inflación de este año está previsto que llegue a tres dígitos. También cree que los aumentos de paritarias no alcanzan para cubrir la inflación que sufren los alimentos por el hecho de no haber una solución y no saben cómo abordar la cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.