Siguen los suicidios en pergamino…!!!

Desde red puentes creemos en los silencios, los habitamos, los atravesamos, los acompañamos: los hay incomodos, Reflexivos, largos, cortos, pero nunca eternos. Por eso es hora de alzar la voz.
En lo que respecta del 2021 y 2022 se triplico, a grandes rasgos, la tasa de suicidios en la ciudad. No creemos que sea necesario dar el numero exacto de gente, que, por una razón u otra, decide inminentemente quitarse la vida. Pero si creemos necesario plantearnos y replantearnos como institución, como sociedad, que nos está pasando y que estamos haciendo al respecto.
Lamentablemente para la ciudad, el municipio no tomo ninguna medida concreta en todo este tiempo, ni tampoco hizo ningún tipo de comunicación al respecto para resolver un problema que cada vez más acecha a nuestra población.
Desde los distintos medios de “información” y desde la sociedad en general, cuando se da una noticia de estas, se focaliza en el padecimiento subjetivo de la víctima, mecanismo o recorte que anula o no permite reflexionar acerca de la complejidad de un hecho, que de entrada ya resulta siniestro, oscuro como el accionar del municipio.
Creemos en la necesidad de plantearnos este tema como lo que es: un tema complejo, que requiere de una mirada integral y comunitaria, donde hay que dejar de echarle la culpa a las victimas y ponernos a pensar que es lo que realmente se puede hacer al respecto.
No solo alcanza con hacer foco en el padecimiento subjetivo que atraviesa una persona que termina tomando esta drástica decisión, sino también que es necesario pensar en el contexto que estamos atravesando, lo que determina si nuestra existencia es saludable o no.
Hoy, el país en general y Pergamino en particular está inmerso en una crisis económica descomunal, el aumento de los alimentos, un alto consumo de drogas, la naturalización de la violencia familiar, la falta de trabajo, de perspectivas de futuro, de instituciones que alojen a nuestras familias y ayuden a resolver sus conflictos, y por sobre todo la falta de recursos profesionales para hacerle frente a una problemática que requiere la atención necesaria de parte de todos.
Venimos de una pandemia que nos golpeó tanto física como psíquicamente eso es indudable. Ahora para hacerle frente a esta pandemia silenciosa, de la que el municipio cree no tener ninguna responsabilidad, (el silencio con respecto a este tema lo confirma) es necesario hacer foco en la prevención y la promoción de la salud y de la salud mental más específicamente.
En pergamino, el municipio cuenta, para la comunidad, con 17 centros de atención primaria, pero estos 17 caps cuentan solamente con 5 psicólogos que rotan entre las distintas salas, dando turnos de atención de 20 a 30 minutos por usuario (con esto no responsabilizamos a los pocos profesionales que están ahí en la primera línea de batalla en condiciones laborales altamente cuestionables). Básicamente la oferta que ofrece un municipio prendido fuego en lo que respecta a salud mental, saliendo de una pandemia, es casi nula. Algo parecido sucede con los equipos en las instituciones escolares, que deben rotar por cuatro o cinco instituciones y no dan abasto con la demanda.
Creemos que es hora de que el municipio tome cartas en el asunto y asuma la responsabilidad que le compete con un tema que lamentablemente asecha a nuestra sociedad con mayor frecuencia. Sobran los recursos en una ciudad como la nuestra (núcleo duro del agronegocio y los fitosanitarios) como para hacer oídos sordos a una problemática que empuja a nuestro pueblo a tomar decisiones irreversibles como es el suicidio.

Fuente Reed Puentes Pergamino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.