WASHINGTON.- El presidente Joe Biden anunció nuevas sanciones económicas contra Rusia y advirtió que una confrontación directa entre las potencias occidentales con Moscú llevaría a una “tercera guerra mundial” en medio de crecientes presiones para que la OTAN refuerce su apoyo a Ucrania.

Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, el Reino Unido y la Unión Europea (UE) acordaron una nueva ampliación de su ofensiva de sanciones económicas en represalia por la invasión ordenada por el presidente Vladimir Putin que han aislado del mundo a Rusia. El rublo sufrió un durísimo derrape, la bolsa de Moscú permanece cerrada y sin operaciones desde el inicio de las represalias occidentales y más de 200 empresas occidentales han anunciado su salida del país.Una de las nuevas medidas es la pérdida de Rusia del estatus de “nación más favorecida” para el comercio, que le negará a Rusia los beneficios de los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y le infligirá un nuevo daño a sus exportaciones. El G-7 también acordó bloquear cualquier financiamiento de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial. Biden también prohibirá la exportación de bienes de lujo a Rusia, y prohibirá la importación de algunos productos emblemáticos como vodka, diamantes y caviar, y reforzará la aplicación de las sanciones aplicadas para evitar que Rusia las eluda.

No pelearemos una guerra con Rusia en Ucrania. Una confrontación directa entre la OTAN y Rusia es la tercera guerra mundial, algo que debemos esforzarnos por prevenir”, dijo Biden al presentar las medidas, aunque dejó una advertencia al cerrar su discurso: “Rusia pagaría un precio severo si usara armas químicas”.

Fuente Nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.