Kassandra Jones terminó su carrera hace años, pero al no poder hacer frente a una deuda de más de 167 mil dólares jamás había recibido su título.

Una joven tomó una drástica decisión para poder pagar las deudas de su Universidad y poder terminar de estudiar en Estados Unidos, país donde la educación no es gratuita. Había pedido un préstamo porque la economía no le permitía pagar desde su bolsillo.

Se trata de Kassandra Jones, que realizó una maestría en salud pública, y no obtuvo la beca esperada. Para cuando estaba en condiciones de recibirse, a los 23 años, la cifra de la deuda acumulada ascendía a 167 mil dólares. Sin los recursos para poder hacer frente a la deuda jamás pudo recibir el título. Pasaron los años y ahora con 28 años decidió vender sus óvulos para poder pagar y al fin recibirse.

Se sometió a determinados exámenes médicos, algunos de ellos complicados, para saber cuál era su estado de salud y si no tenía enfermedades genéticas. Pasó el proceso, fue aceptada entre las seleccionadas y realizó cinco rondas distintas de donación.

Por cada una recibió casi 10 mil dólares. De esa manera pudo pagar parte de la deuda y ahora buscan la manera de de reunir los 117 mil dólares que todavía debe. “Fue la mejor decisión. No podía dormir por las noches y sentía que no había una luz al final del túnel”, aseguró.

Fuente Minuto Uno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.