Los choferes de las ambulancias del Hospital cumplen un rol fundamental. Juan Romero, encargado del área, cuenta el día a día del sector, sus vivencias y experiencia. El equipo está conformado por Claudio Olivera, Cristian Abdo, Pedro Clapier, Martin Neme, además de Romero. “La ambulancia y el ambulanciero del Hospital están hechos uno para el otro. Nuestra función son los traslados de media, larga y corta distancia; por ejemplo, las altas de PAMI, las personas que tienen que hacerse un estudio fuera del Hospital, aquellos que van a realizarse diálisis, los traslados de urgencias, los viajes programados. También brindamos la asistencia cuando se realizan vuelos sanitarios. El Hospital no hace calle, es decir, los accidentes diarios que hay en la ciudad los cubre el SAME o, en todo caso, el SIES, además de la empresa privada conocida aquí en Pergamino”.

“Nosotros trabajamos un día cada uno de 24 horas, de lunes a lunes, full time. En caso que un chofer esté de viaje con la ambulancia se designa otro. Uno está a disposición para cuando el hospital y alguna de las áreas nos requiere”.

“Tenemos tres vehículos, dos son de alta complejidad. Como varios equipos son portátiles los retiramos y los instalamos cuando se necesitan. Son vehículos de emergencia preparados para cuando la ocasión lo amerita”.

“Ser ambulanciero es una gran responsabilidad, te tiene que gustar esto sino uno no podría estar al mando de un vehículo oficial, debes estar preparado. Acá no hay sábado, no hay domingo, no hay feriado, no hay cumpleaños, porque uno está preparado para salir en cualquier momento y cuando lo requiere la institución. Lo gratificante de ser ambulanciero es que la gente agradece cuando llegamos por un buen camino, por no tener tantos saltos, por no hacer maniobras bruscas, por llegar en tiempo y forma al destino requerido. La velocidad no indica que llegues más rápido. Si bien hay una adrenalina, hay que tener empatía, llevamos un paciente que está sufriendo un dolor corporal y va en una camilla, el médico y la enfermera tienen que estar activos y trabajando con estabilidad en el vehículo. Uno a esta tarea la hace con mucha calidad humana, con mucha prestancia, siempre pensando en lo mejor para el paciente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *