Tras más de ocho horas, todavía persiste una protesta de dueños de empresas de micros de larga distancia que desde primeras horas de la mañana provocó un caos en el tránsito de la Autopista Buenos Aires-La Plata.

El colapso en el tránsito responde a una protesta llevada a cabo por al menos un centenar de choferes de micro de larga distancia debido a un conflicto con la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) referido a la caducidad de las licencias habilitantes para poder circular.

Por el momento, no hubo acuerdo en las primeras negociaciones que se mantuvieron por la mañana entre los dueños de las empresas de ómnibus y representantes del Ministerio de Transporte, por lo que se espera que la medida de fuerza continúe durante la tarde.

Según explican los propios dueños de las empresas, al menos 480 unidades quedarán “vencidas” el próximo 30 de junio, cuando se cumplirán los 13 años de vida útil de las mismas.

Una vez que se llega a esa fecha, el micro pierde la habilitación para circular y, por ende, ya no puede trasladarse de una provincia hacia otra en el territorio nacional.

El pedido de los empresarios a la cartera de transporte es que la CNRT permita que el período de vida útil de los micros se extienda por dos años, como modo de resarcimiento por los dos años de la pandemia de coronavirus que dejó los ómnibus varados y sin ningún tipo de actividad.

El Ministerio de Transporte le volvió a recordar a los dueños de los micros que ya fue presentado el proyecto de ley para la extensión de la habilitación de las licencias habilitantes. Sin embargo, desde las compañías de ómnibus se respondió que la única respuesta aceptable es que la medida sea anunciada mediante un decreto de necesidad y urgencia firmado por el presidente Alberto Fernández.

Al menos hasta las 8 de la mañana había habilitadas sólo dos cabinas del peaje. De hecho, los micros bloquearon la gran parte del sentido hacia Capital y dejaron libres apenas dos carriles. Por eso, las colas de vehículos que intentan ingresar hacia la Ciudad de Buenos Aires desde zona sur parecen interminables a simple vista.

“Pedimos mil disculpas, pero bueno, es la única manera que tenemos de hacernos escuchar y que nos den una respuesta lo antes posible. Tuvimos dos reuniones en los últimos tiempos y hace un mes y medio se cortó el diálogo”, expresó uno de los choferes plantados en la autopista, en declaración al canal TN.

“Ahora mismo tenemos unas 480 unidades a las que el 30 de junio se les termina la habilitación. Esto representa a que alrededor de 1.500 familias se quedarán sin trabajo”, completó.

“Nosotros no queremos un crédito ni nada. Queremos únicamente que los ómnibus puedan trabajar el tiempo que estuvieron parados, que fueron estos dos años. Nosotros hacemos turismo y las unidades son cuidadas. Viajamos a Bariloche, que son 1.600 km, y el ómnibus se queda allí durante 15 días. No es que hacemos un cambio de chofer y el micro vuelve enseguida, como los colectivos de línea. Y durante esas dos semanas, prácticamente no tenemos actividad”, detalló.

Tanto en diferentes momentos del 2021 como en marzo de 2022 los conductores, nucleados en la Asociación de Transportistas Autoconvocados, habían realizado medidas de protesta similares. En su momento, cortaron con los micros de larga distancia el cruce de las avenidas 9 de Julio y San Juan, justo después del cruce con la autopista

Por el momento, algunos de los micros puede circular gracias al decreto 788/2021, que permitió una extensión de seis meses para la licencia de los ómnibus modelo 2008. Esas excepciones llegan a su límite el próximo 30 de junio.

La de hoy es nada menos que la sexta protesta realizada por los dueños de los ómnibus de larga distancia en la zona del AMBA. Se exige una respuesta por parte del ministerio o al menos recuperar las negociaciones para intentar llegar a un nuevo acuerdo.

Fuente Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.