El Banco Central decidió adaptar el sistema de pagos del comercio exterior, para responder a las necesidades extraordinarias de divisas para atender la importación de energía, con el objeto de sostener el crecimiento económico, el nivel de actividad de las pymes y evitar maniobras especulativas sobre las importaciones.

Las medidas extienden el sistema de financiación de importaciones a las realizadas bajo Licencia No Automática y a la importación de servicios y tendrán vigencia por un trimestre, para dar tiempo a la normalización del comercio exterior, precisó la entidad monetaria este lunes en un comunicado.

En este marco, las pequeñas y medianas empresas quedarán exceptuadas de las exigencias vigentes de financiar sus importaciones por un incremento de 15% respecto al año anterior, con un límite de hasta un millón de dólares.

Desde Múnich, Alemania, donde participa como invitado en una reunión del Grupo de los 7 (G7), el presidente Alberto Fernández dijo que las medidas anunciadas por el Banco Central «van en el sentido de recuperar reservas, un objetivo importante, y también poner en orden las cuentas públicas, no creemos que se pueda seguir viviendo con el déficit fiscal, hay que corregirlo».

«Hay que hacerlo paulatinamente, no salvajemente. La economía tiene que mejorar pero el estado tiene que hacer su parte también», señaló el jefe del Estado en una conferencia de prensa en la que pasó revista a temas nacionales e internacionales.

Por su parte, el titular del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, enmarcó las medidas cambiarias tomadas por la entidad en el «momento complejo» que se está atravesando, en el cual «las importaciones de energía vienen creciendo mucho» por el aumento de precios a nivel internacional.

Pesce dijo que confía en que estas medidas permitan generar un ahorra de alrededor de US$ 1.000 millones por mes, lo que se vería reflejado en una mejora en las reservas del Banco Central.

A tono con las palabras del jefe del Estado y del titular del Banco Central, el ministro de Economía, Martín Guzmán, subrayó que «el objetivo es priorizar las divisas. Las medidas que se toman son las que se tienen que tomar porque la economía la necesita».

En un reportaje con Radio Con Vos, el titular del Palacio de Hacienda señaló que con las medidas anunciadas hoy «el Banco Central está adaptando ciertos aspectos de la política de administración del comercio exterior».

«Se flexibiliza la normativa para acceso inmediato a divisas para las pymes que hubieran importado hasta un millón de dólares el año pasado. Eso se flexibiliza a un 115%, lo que significa más divisas para las pymes», dijo el funcionario, tras lo cual precisó que «quienes tenían licencias no automáticas (de importación) tienen el mismo tratamiento que quienes tenían licencias automáticas. Se actualiza la lista de bienes suntuarios y la normativa para el acceso a divisas de bienes de capital y divisas».

Fuente El Faro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.