La titular del organismo de la India advirtió que «esta posible subvariante parece tener algunas mutaciones en la proteína Spike», aunque todavía no saben si es más peligrosa que las anteriores. Es la primera vez que una variante de segunda generación de Ómicron se extiende a múltiples regiones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) investiga lo que podría ser una nueva variante de la Omicron. Si bien todavía no tiene denominación oficial, algunos científicos la denominan BA 2.75, fue detectada por primera vez en India a principios del mes pasado y que ya se extendió a diez países.

Soumya Swaminatahn, jefa científica de la OMS en la India, dijo a través de las redes sociales que “esta posible subvariante parece tener algunas mutaciones en la proteína Spike”, que es la que permite la entrada del virus en las células del cuerpo humano.

Para la científica «es temprano para saber si esta subvariante tiene propiedades para una invasión adicional inmune o si es clínicamente más severa. Esto aún no lo conocemos, tenemos que esperar que es lo que diga el Comité de Científicos de la OMS, que está analizando todos los datos en todo el mundo»

dijo además que «se trata de una subvariante que es muy diferente a las anteriores y que tiene propiedades suficientes para que la veamos con inquietud«.

Dónde apareció la nueva subvariante

Esta nueva subvariante del coronavirus se encontró por primera vez en una secuencia tomada en la India a principios de junio y luego se la ha detectado en Australia, Canadá, Japón, Alemania, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos. En cuestión de semanas, la variante apareció en más de 80 secuencias de todo el mundo.

Shay Fleishon, del Laboratorio Central de Virología del Centro Médico de Sheba, en Tel Hashomer, Israel, calificó a la nueva subvariante de «alarmante» y subrayó que, aunque es demasiado pronto para saber si será la «próxima variante dominante», podría implicar una tendencia futura.

Fleishon explicó en un hilo de Twitter que en los últimos meses se ha observado una tendencia de variantes basadas en linajes de Omicron con mutaciones en la sección S1 de la proteína Spike , concretamente, en la parte que el virus utiliza para conectarse y entrar en las células, a un nivel que no se había visto en las variantes de segunda generación.

Hasta ahora, sin embargo, estas variantes de segunda generación sólo se habían encontrado en unos pocos casos dentro de una región. Esta es la primera vez que una variante de segunda generación de Ómicron se extiende a múltiples regiones.

Fuente Página12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.