Se trata de Rubén, un búfalo de agua de la India, que vivió su vida en un predio del tamaño de un circo. Vivirá en un predio de 64 hectáreas en Entre Ríos

La fundación Tekove Mymba junto con el Ente Municipal BioCórdoba y la colaboración del activista Fernando Pieroni terminaron con éxito la liberación a santuario en Entre Ríos de Rubén, el búfalo de agua que residía en el ex zoológico de Córdoba.

El operativo comenzó con la llegada el viernes a Córdoba del trailer en el que viajó el animal. Para que se familiarice con el viaje, se le realizó un camino desde su recinto hacia el camión. En dos días, Rubén logró ingresar a la jaula transportadora con tranquilidad y fluidez. Una vez asegurado eso, el lunes emprendieron el camino hacia su libertad.

El predio donde vivirá tiene 64 hectáreas de un ambiente enriquecido con lagunas de agua y pastizales altos. Pero además, no estará solo. Allí lo esperan Felipe Gigante, otros dos animales de su especie. En cuanto a la convivencia, los especialistas aseguran que al ser ambos machos, no hay peligro de pelea

Rubén llegó a la noche. Y aunque las puertas del tráiler se abrieron hacia el recinto intermedio, prefirió dormir la noche allí adentro. Junto a él estaba Lucas, su cuidador durante más de seis años, que lo acariciaba y le hablaba para transmitirle calma.

El martes a la mañana, Rubén ya comenzó a disfrutar del santuario. Por sus propios medios y sin nadie que lo alentara, salió de la jaula y se acercó hasta el perímetro. Caminó unos pasos, se detuvo y miró hacia adelante. Era la primera primera vez que veía el horizonte.

Fuente Minuto Uno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.