Ante la aparición de casos de botulismo y triquinosis en la Región, la dirección de Bromatología recomienda a la población intensificar los cuidados
La Triquinosis es una enfermedad causada por las larvas y parásitos adultos del género Trichinellaspp que afecta al ser humano, mamíferos domésticos y silvestres, aves y reptiles y que representa una importante zoonosis transmitida a los seres humanos de forma accidental, a través del consumo de chacinados y embutidos sin control bromatológico o carne fresca insuficientemente cocida, infectada con larvas de Triquinella.
Las personas se contagian de modo accidental, por la ingestión de carne o derivados cárnicos, crudos o mal cocidos, que contengan larvas del parásito vivo. En Argentina, la principal fuente de infección para el ser humano es el cerdo doméstico, aunque también existen otras, como el jabalí o el puma.
¿Cuáles son sus síntomas?
Fiebre, dolores musculares, diarrea, vómitos, hinchazón de párpados y picazón. Ante estos síntomas acudí inmediatamente al centro de salud más cercano. Cuanto más temprano se detecte, más rápida y efectiva es la cura.
¿Cómo se puede prevenir?
. Consumir carne de cerdo y derivados frescos y bien cocidos (es decir, cocinándolos hasta que desaparezca el color rosado, la temperatura interna debe ser de 71 grados por al menos un minuto).
. Tener en cuenta que salar o ahumar la carne no es suficiente para matar al parásito.
. Adquirir los productos derivados, chacinados y embutidos (como jamón, panceta, longaniza, chorizos) solamente en comercios habilitados.. Verificar en la etiqueta que hayan sido elaborados por empresas autorizadas donde se especifique marca, identificación del lote, fecha de elaboración y vencimiento, identificación del establecimiento elaborador y registro ante la autoridad sanitaria (RNE y RNPA).
Botulismo
Es una enfermedad es grave y en determinadas ocasiones puede llegar a ser mortal. Se trata de una intoxicación causada por la ingesta de alimentos contaminados con neurotoxinas muy potentes. Existen tres formas de adquirirla: a través de las comidas, por heridas infectadas y por la ingesta de las esporas de la bacteria (o sea el elemento reproductor de las mismas) que crecen en el intestino.
Entre los alimentos más frecuentemente vinculados con el botulismo están las conservas caseras, principalmente conservas de vegetales como espárragos, remolacha, berenjenas, arvejas y choclos; y menos frecuentemente, ajo y tomate. También puede ser transmitido por la carne de cerdo, el pescado crudo o ahumado y la miel.
En general, se asocia a alimentos poco ácidos (con pH por encima de 4,5), donde puede desarrollarse y producir la toxina.

¿Cuáles son sus síntomas?
Los síntomas del Botulismo aparecen de 12 a 36hs luego del consumo del alimento contaminado y se manifiestan como: Visión borrosa, dificultad para hablar o tragar, boca seca, problemas para respirar, parálisis ascendente.

¿Cómo se puede prevenir?
. Evitar consumir conservas con tapa abombada o latas golpeadas u oxidadas
. Adquirir solo conservas procedentes de establecimientos habilitados.
. Evitar el consumo de conservas caseras
. No administrarle miel a menores de 1 año
. Cumplir con las 5 claves de inocuidad: mantener la higiene, utilizar agua potable, separar los alimentos crudos de los cocidos, cocinar correctamente los alimentos, mantener los alimentos refrigerados.
Por consultas, llamar a la Dirección de Bromatología al 15662115 o escribir a la página de Facebook “Bromatología Pergamino”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.