Licenciada en Nutrición Carolina Mosquera MP 3859.

Pensando en la semana que se presenta, donde las altas temperaturas serán la constante, surge la necesidad de alimentarnos correctamente y evitar los excesos que generan malestar y pueden llevarnos a un golpe de calor. Para conocer como seria una alimentación correcta consultamos a una profesional.

-¿cómo debemos manejarnos ante esta ola de calor que se prevé para la semana. Cuál sería la alimentación indicada?
-. En líneas generales, tanto la alimentación como la hidratación son importante durante todo el año y con estas temperaturas lleva a la sensación de sed se percibe mucho más y con mayor anticipación que, por ejemplo, en el invierno. Lo que se busca con respecto a la alimentación, por un lado es ingerir alimentos con alto contenido acuoso, como las frutas y las verduras y tratar de evitar comidas muy pesadas a nivel calórico, por ejemplo, muy pesadas con respecto al componente de grasa, frituras, salsas o comida comprada con con mucho agregado calórico y poco volumen y temperatura templada. Con respecto a la hidratación, lo único que hidrata es el agua, no hay otra fuente de hidratación como el agua ,hay otra forma de incorporar líquido que no es lo mismo que hidratarse, pero lo único que nos va a hidratar es el agua.

– Cómo hacen las personas que tienen obligatoriamente una actividad física ante esta situación? Hay que modificar el tema alimentario, como sería en este contexto?
-Carolina. La recomendación con respecto a la hidratación es que la persona que hace actividad física necesita hidratarse antes, durante y después de la actividad. Si es una actividad física de leve a moderada y que no dura más de una hora con el agua, alcanza bien, con solo tomar agua alcanza, ahora, si la persona realiza una actividad intensa durante más de una hora, por ejemplo, alguien que sale a correr 10 o 12 kilómetros o alguien que entrena al aire libre a la tarde, lo cual no es tan recomendado, que está levantando mucho peso, haciendo mucho gasto calórico, suda mucho, necesita además del agua, lo que se llama bebida deportiva o bebida isotónica, esas bebidas son las que aportan minerales, como por ejemplo sodio, potasio, magnesio, cloro, que son aquellas sustancias que se pierde con el sudor y con solo el agua no las podemos recuperar.

-Las personas que tienen por costumbre llevarse su viandita al trabajo, en esta época, cuando hace tanto calor , cómo deben prepararla?
-Carolina. Lo primero y principal con estas temperaturas es cuidar la cadena de frío, porque cualquier alimento perecedero fuera de la heladera 2 horas ya empieza a perder la calidad con respecto a la microbiología, hay multiplicación de bacterias, entonces si dejamos un lácteo o un alimento fuera de la heladera durante mucho tiempo, puede ser probable que nos intoxiquemos, hay que tener cuidado con la cadena de frío, tratar de que esa viandita esté refrigerada o llevarse algo al trabajo que ayude a mantener esa temperatura. Con respecto al agua, la recomendación general para la población se habla de los 8 vasos diarios de agua, porque la mayor parte de nuestro cuerpo entre el 60 y 70 por ciento de nuestro peso corporal es agua. Lo único que hidrata es el agua, el resto puede ayudar incorporar líquido en nuestro cuerpo, de ahí obtiene agua, pero por ejemplo, un mate que por más que sea verano ,mucha gente lo toma igual, no ayuda completamente a la hidratación porque las infusiones también son diuréticas, ayudan a perder líquido, entonces no nos permite a la hora de ese balance entre el ingreso y el egreso de agua, En líneas particulares hay que evaluar a cada persona, con respecto a tu gasto calórico, tu actividad física, tu orina completa por día, quien más realiza actividad física, obviamente tiene más pérdida de líquido que quien no la realiza , trabaja en una oficina con un aire acondicionado, obviamente pierde mucho menos líquido, que aquel obrero que trabaja al aire libre a esta hora realizando una actividad de esfuerzo, no una actividad sedentaria como un oficinista. Pero en líneas generales yo siempre les aconsejo, por ejemplo, a mis pacientes, que revisen el color de su orina ,ya que si es clarito y abundante está bien hidratado, si es oscuro durante el día, o el primer pis de la mañana cuando uno se levanta, nos falta líquido.


-Carolina, lo atípico es que se prevé, para esta semana una temperatura altísima. Esto genera agotamiento, cansancio, mucha transpiración. Pero cómo arrancamos la mañana? Nos levantamos y hacemos la vida normal con un desayuno o debemos mejorarlo con algo más que nos pueda llegar a hidratar o reforzar un poco, para que podamos estar un poco mejor durante el día?
-Lo ideal siempre es hacer todas las comidas, además del desayuno.
Si muchas personas pasan varias horas sin comer y eso tampoco colabora con la ingesta de líquidos, si uno no come, tampoco toma agua o toma alguna bebida. En primer lugar, uno de los consejos principales para el desayuno, si la persona le gusta seguir con la infusión, puede seguir con la infusión, sino, puede incorporar otro tipo de bebidas líquidas como por ejemplo leche fría, una chocolatada, obviamente los lácteo descremados, pero son más frescos, entonces es una temperatura que no permite elevar la temperatura corporal. Otra recomendación es, por ejemplo, agregar un vaso de agua en el desayuno ya incorporamos un poco más de líquido, podemos agregar, por ejemplo, una fruta en el desayuno, uno de los componentes principales de la fruta, es el agua. Entonces, a partir de ahí ya tenemos un poco más de líquido para incorporar. Tengamos en cuenta que siempre el cerebro estimula el apetito cuando falta líquido. Entonces también nos puede aumentar la ansiedad o las ganas de comer si no hacemos las cuatro comidas. Pero lo importante siempre es reforzar la ingesta de agua.
Si no nos gusta tanto el agua, podemos pensar en otras alternativas como unas aguas saborizadas naturales, por ejemplo, las podemos hacer caseras, exprimiendo algún cítrico que ahí nos aporta vitamina C, potasio, magnesio, sodio, cloro y si nos gusta más dulce, podríamos agregar un edulcorante, en vez de agregar azúcar, tratemos de evitar las gaseosas, las bebidas alcohólicas, porque no hidratan para nada y además nos aportan calorías.
Tratar de aumentar el consumo de frutas y verduras a través de, por ejemplo, la fruta fresca en un licuado, ensalada de frutas y lo mismo con la verduras, en esta época, aprovechar más lo que son las típicas ensaladas sí que nos aportan fibra y además nos aportan un poco de contenido acuoso.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *