Tamaña fue la sorpresa de los funcionarios de la Secretaría de Control Urbano de Venado Tuerto y la policía de Seguridad Vial de la provincia de Santa Fe tras la realización el fin de semana de intensos controles de tránsito que derivaron en la detección de 16 conductores con alcoholemia positiva, una cifra récord en la ciudad y un número que preocupa y de manera por cierto. El 64% de los “testeados” dio positivo. Sobre un total de 25 test de alcoholemia, 16 fueron positivos. Según Seguridad Vial de la provincia, “este sábado se desarrolló actividad en boliche bailable El Templo de Venado Tuerto, ubicado en Dinmer y Lascala a metros de la ruta Nacional Nº 8. En el lugar, se realizaron test de alcoholemia, entre las 5 y las 8 horas, dando como resultado 16 conductores con alcoholemias positivas, de las cuales dos fueron motos las que se remitieron al corralón municipal”

Los operativos conjuntos, municipio y provincia, se dieron en el marco de la campaña “Bajá un cambio” que impulsa el Gobierno de Venado Tuerto desde hace algunas semanas. No obstante a la campaña, se labraron actas de infracción pero no hubo remisión de vehículos al corralón, tal lo indicado por la responsable del área, Silvia Rocha.

“Uno de los aspectos sobre los que hacemos hincapié es el control de las personas que deciden conducir algún tipo de vehículo aun habiendo consumido bebidas alcohólicas. Nosotros decimos que no manejen si consumen alcohol, y todos los fines de semana venimos haciendo controles con la policía de Seguridad Vial”, indicó la funcionaria.

Récord

16 resultados positivos fueron detectados en un puesto de control sobre ruta 8, donde 68 personas fueron sometidas al test (alómetro) que detecta el consumo de alcohol a partir del aliento. En caso de dar positivo, se pasa al control de alcoholemia convencional, donde un total de 16 conductores dieron positivo sobre 25 test realizados.

“Sabemos que es un tema preocupante, pero cuando nos encontramos con este número tan alto el dato nos enciende más alarmas de lo habitual. Nunca tuvimos tantas alcoholemias positivas en un control”, alertó Rocha.

Así, luego de constatarse que el conductor supera el 0,5 de alcohol permitido para circular, se les impide continuar circulando al volante, debiendo asignar otra persona para poder llevarse el vehículo. “A nosotros nos interesa que la persona tome conciencia de que no puede conducir en ese estado, cambiar conductas y que la responsabilidad sea conducir sin alcohol. No nos interesa acumular autos en el corralón”, dijo la secretaria de Control Urbano, Silvia Rocha.

Fuente El Faro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.