Se acerca el verano y las altas temperaturas que se desarrollarán a lo largo de los próximos siete días anticipan lo que será la temporada. Pergamino y la región se encuentran bajo un sistema de altas presiones, que genera temperaturas en aumento e impide la descarga de precipitaciones. El calor propongado y progresivo será la constante. No obstante, podría haber precipitaciones producto de la energía acumulada.

La jornada amaneció un tanto fresca en los inicios de esta semana después de un fin de semana pesado y con altas temperaturas. La lluvia del lunes por la madrugada y el giro del viento hacia el sector sur descendió unos cuantos grados la temperatura.

«Entramos en un período prolongado de calor que perdurará incluso hasta el próximo martes; son aproximadamente siete días de calor, donde las mínimas van a superar los 18ºC hacia el viernes y las máximas superarán los 33º C y 37º C», comentó la meteoróloga Vanessa Balchunas.

Balchunas también apuntó que durante este lapso se registrarán «sensaciones térmicas muy elevadas producto de un centro de altas presiones, que impiden que los vientos del sector este lleguen con humedad y muevan esta masa de aire cálido sobre nuestra zona».

«Al haber poco viento hace que el calor se instale y perdure en la zona y no descienda por la noche. Ese factor se agudizará el fin de semana, donde el viento del noreste aportará algo de humedad y probabilidad de tormentas, las cuales no se desarrollarán por ingreso de aire frío sino por el calor y energía acumulada», concluyó.

Fuente La Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *