Cada 17 de noviembre se celebra el Día Mundial del Niño Prematuro, una fecha que visibiliza el alto riesgo de mortalidad que tiene el traer bebés prematuros al mundo, e intenta ayudar a las familias a superar con éxito este momento.

El Ministerio de Salud de la Nación informó que en Argentina el 8,8 por ciento de los bebés que nacen cada año son prematuros, por lo que llegan al mundo antes de las 37 semanas de gestación. En 2018, la tasa de Bajo Peso al Nacer —bebés con menos de 2,5 kilos, fue de 7,4%— y la de Muy Bajo Peso al Nacer —bebés con menos de 1,5 kilos— fue de 1.1%.

La cartera sanitaria sostuvo que ese porcentaje de los recién nacidos con bajo peso contribuyen en más de la mitad de la mortalidad infantil y el promedio nacional de sobrevida en los prematuros de muy bajo peso es del 71% en Argentina.

¿Por qué se celebra el Día Mundial del Niño Prematuro?

La conmemoración fue impulsada por la Fundación Europea para el Cuidado de Prematuros (EFCNI) y organizaciones europeas asociadas, quienes se unieron a las celebraciones posteriormente, haciendo del Día Mundial del Niño Prematuro, una efeméride internacional desde 2005.

A nivel mundial, cada año nacen 15 millones de niños prematuros aproximadamente, de los cuales más de un millón fallece antes de cumplir los 5 años. Desde 2015 se estableció que los nacimientos prematuros son la principal causa de muerte infantil del mundo.

Además, aquellos bebés que logran sobrevivir pueden desarrollar patologías como retraso cognitivo, pérdida de visión o audición y hasta parálisis cerebral. Por este motivo, esta efeméride intenta visibilizar la situación y apoyar a las familias que viven esta realidad.

Fuente Canal 4 Pergamino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *